Mujeres frente a robots

En las próximas dos décadas -dice el FMI- podrían desaparecer 180 millones de empleos que ahora ocupan mujeres

Desde Bali nos llega un inquietante informe del Fondo Monetario Internacional. Y aunque el FMI es estupendo para analizar el pasado, y no tanto para predecir el futuro, merece la pena prestarle atención.

En las próximas dos décadas -dice- podrían desaparecer 180 millones de empleos que ahora ocupan mujeres.

Los robots y los procesos automatizados sustituirán a los trabajos más rutinarios y repetitivos.

También afecta a los hombres, claro, pero de manera más aguda a las trabajadoras: especialmente a las mayores de 40 años, con puestos de poca cualificación en oficinas, servicios y ventas.

La buena noticia es que sectores con gran presencia femenina, como educación o salud, están creciendo, al tiempo que la digitalización permitirá más flexibilidad, lo que beneficia a las mujeres.

Son seis las economistas que firman este estudio, y es que El FMI ya ha empezado a incluir la perspectiva de género en sus trabajos.

Lo que proponen para contrarrestar este tsunami es: aumentar la presencia de mujeres en carreras científicas y tecnológicas, y romper de una vez por todas el techo de cristal, con políticas activas que faciliten el acceso de la mujer a puestos de responsabilidad.

La clave no es la resistencia al futuro que nos llega, sino la inteligencia con la que nos adaptamos a él.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?