Pianistas con normas propias: Nina Simone y Tom Waits

Doble ración de Sofá Sonoro con pianistas muy diferentes como protagonistas y con dos discos legendarios: el debut de Tom Waits y el álbum que coronó a Nina Simone

Tom Waits en una fotografía de 1970 /

El piano es quizá el instrumento más poderoso de la música, el más evocador y también uno de los menos habituales por sus dimensiones y por la complejidad que conlleva dominarlo. Esta semana, en esta doble entrega, nos adentramos en dos discos marcados por el piano y muy diferentes entre sí.

La cima de Nina Simone

En 1965, Nina Simone estaba en estado de gracia. Aquel año registró 39 canciones que se editarían en cuatro discos. Aquella Nina, todavía sana, era un huracán con una fuerza y una pasión a las teclas que pocas veces más pudo replicar con tanto acierto.

Aquel año, la pianista publicó 'I Put a Spell on You', uno de sus trabajos más exitosos y redondos, un álbum clave para Simone que era presentada al público como la Gran Sacerdotisa del Alma.

Repasamos la importancia de este disco y el momento que vivía la pianista de la mano de la cantante Sheila Blanco y del periodista Toni Castarnado.

El descubrimiento de Tom Waits

El debut de Tom Waits, editado en 1973, es un álbum tan extraño como cautivador. Un disco con el que Waits se presentó al mundo sin sus aullidos nocturnos pero con los elementos que irían dando forma a su cancionero.

Sin ser un éxito comercial, 'Closing Time' sí que recibió buenas críticas y fue el punto de partida del viaje de Waits por las carreteras secundarias de la música americana.

Para entender su importancia, su sonido y su temática invitamos al Sofá Sonoro a Fernando Navarro, periodista de El País, y fanático de Waits.

Otros programas de Sofá Sonoro

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?