El gran 'troleo' de 'Wismichu' en el Festival de Sitges

La sala de proyecciones entró en cólera tras el estreno de 'Bocadillo', dirigida por el youtuber 'Wismichu'

El cartell de 'Bocadillo' de Wismichu (vertical). / ()

Su nombre es Ismael Prego pero todo el mundo le conoce por 'Wismichu'. El 'youtuber', con más de siete millones y medio de seguidores en la plataforma, pasó por todos los medios de comunicación presentando el film que iba a exponer en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Cataluña de Sitges: 'Bocadillo'. Lo que pocos sabían es que todo esto iba a ser un experimento.

El pasado viernes, a eso de las seis de la tarde, 'Bocadillo' se estrenó en el Festival de Sitges ante un expectante público. Todo comenzó -por la mañana- con un tuit de 'Wismichu' con el que anunciaba que su película estaría disponible este sábado en la plataforma online 'Filmin' y el domingo en 'YouTube' (y los ingresos se donarían a distintas protectoras de animales).

Además, el propio festival, en su página web, reflejaba que el film duraba 65 minutos. Todo acompañado con esta sinopsis: "Ismael decidió ser vegetariano hace un par de años. A raíz de ello, muchas de las situaciones cotidianas, como comer fuera de casa, se convertían en algo extremadamente complicado. Un día cualquiera, buscando un bar en el que desayunar un bocadillo apto para él, comenzará una gran aventura llena de drama, romance, comedia y acción". Un anuncio que indicaba todo lo contrario a lo que iba a suceder minutos después.

Las luces se apagan y la película comienza. El propio 'Wismichu' entra en un bar y pide un bocadillo de atún; el camarero lo pide con pollo y éste le corrige. En ese momento, Miare -Auronplay, Kajal Napalm, JoaquinPutoAmo o Miare, también 'youtubers', aparecen en la película- pide un café al fondo del bar. Tres minutos que se repiten en bucle durante una hora.

A partir de ese momento, todo fueron abucheos, pitos, críticas y gritos al director de la película: "Devuélveme mi dinero". A mitad de la proyección, 'Wismichu' tuiteó: "Vosotros sois mi película" (mensaje que también contaba con varios comentarios criticando lo sucedido). Su alias en Twitter también había cambiado a "El mejor directroll de ESPAÑA".

Lo que muchos no habían leído era el aviso colgado en la puerta del cine donde se leía: "En este espacio va a tener lugar el rodaje y grabación del documental: 'El bocadillo' ('El documental') (...) Con su entrada en este espacio autoriza la grabación de su imagen y voz durante su participación en el rodaje y grabación del documental, cediendo a título personal y gratuito sus derechos de imagen a la productora para el correcto uso y explotación de la referida grabación en el programa, sin límite temporal o territorial alguno, con facultad de cesión a terceros y para su explotación en cualquier formato, soporte y/o medio en el que se lleve a cabo la explotación de 'El documental'".

Saquen sus propias conclusiones, pero todo apunta a que el 'youtuber' no ha terminado su obra y pronto tendremos noticias de este 'El documental', quizás con una sala en cólera.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?