Últimas noticias Hemeroteca

Pedir perdón

Hoy la 'Cara B' se pregunta qué significa pedir perdón

Hoy deberíamos cambiar el nombre de la sección porque más que Cara B es Cara A. Hablamos del perdón, hoy desde la justicia, desde la política, todo el mundo pide perdón. Sí, no sé si con la boca pequeña o grande, no sé si buscando la redención, pero esta misma mañana, dos perdones: el de Carlos Lesmes, admitiendo que el Supremo no ha gestionado bien todo el lío de las hipotecas. Dice realmente "pedimos disculpas" y no "pedimos perdón". Y, un poquito más tarde, también esta mañana, Rodrigo Rato. Rato acepta, asume, pide perdón y agradece. Luego están los que nunca pedirán perdón porque creen que no tienen porqué hacerlo. Hace algo más de un mes, José María Aznar, en el congreso, en la comisión sobre la financiación ilegal del Partido Popular. Y el perdón más famoso de los últimos años en España es el del Rey Juan Carlos.

Perdonar viene del latín, "per" significa muchas veces, con insistencia y “donare", de dar, de donar; así que sería algo así como dar insistentemente. Según la RAE perdonar es "remitir la deuda, ofensa, falta, delito u otra cosa". Perdonar es "no guardar rencor al culpable y no tenerle resentimiento". Y cuando dices sinónimos, hay muchas palabras relacionadas con el perdón, que no son lo mismo pero que tienen mucho que ver como disculpa, arrepentimiento, redención..

Disculpas era lo que pedía Lesmes. Realmente disculparse es excusarse, es la razón que se da para justificar una acción. Formada por el prefijo dis -de separación- y culpa, -que es falta o imputación- la disculpa, por ejemplo, no lleva aparejada un arrepentimiento. Y arrepentirse sí que es: “sentir pesar por haber hecho o haber dejado de hacer algo", de nada sirve que pidas perdón si no te arrepientes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?