Últimas noticias Hemeroteca

Casado no frenará la caída de Cospedal

Pedro Blanco analiza las primeras palabras del líder del PP, Pablo Casado, sobre la situación de María Dolores de Cospedal dentro del partido después de conocerse las grabaciones de Villarejo.

Pablo Casado no podía esperar más. De tanto silencio, al líder del PP le empezaba a salir barba y lo que hoy le ha dicho Casado a María Dolores de Cospedal es que cuando ella caiga, él no la sujetará. A su manera, Casado ha roto hoy las amarras que le ataban a quien le debe en buena medida su elección al frente del partido, pero de tanto silencio, se le estaba poniendo el despacho perdido de salpicaduras

No es descabellado pensar que para los suyos, es probable que incluso para muchos de los actuales dirigentes del PP, Cospedal no hizo nada malo sino más bien lo contrario. Lo suyo fue un servicio a la causa para intentar evitar que los casos de corrución que despuntaban en el 2009 se llevaran por delante el partido y las opciones de poder. Así que si la empujan, y algunos ya están haciéndolo, Cospedal caerá pero no por reparos éticos sino por escrúpulos estéticos. No por lo que hizo sino porque se ha descubierto lo que hizo y hay pocos políticos que hayan tocado el poder que puedan soportar el efecto escaparate, hay pocos que puedan superar la exposición descarnada de su historial oculto.

Si la palabra de Casado tiene valor, si, como él dice, tanto cree en la ejemplaridad, María Dolores de Cospedal debería caer porque sus maniobras oscuras para supuestamente intentar interferir en la investigación de los casos de corrupción que afectaban a su partido, no solo no son ejemplares sino que en un país con escrúpulos serían inadmisibles. Pero sobre todo, Cospedal debería caer porque, está claro, aún nos queda mucho que limpiar en la política de este país...

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?