Últimas noticias Hemeroteca

Estados Unidos descubre un antídoto contra el botulismo

La neurotoxina botulínica es el compuesto más tóxico que se conoce y un equipo de científicos estadounidenses ha logrado detectar una sustancia que la neutraliza de forma intensa. Por lo tanto, estamos ante el primer y potencial tratamiento que podría ser eficaz contra el botulismo.

Estados Unidos descubre un antídoto contra el botulismo /

El compuesto tiene la capacidad de neutralizar la sustancia más tóxica de la Tierra se llama “nitrofenil psoraleno” (NPP) y podría usarse como tratamiento para reducir la parálisis que provoca el botulismo.

Y conseguir un antídoto para la neurotoxina botulínica es un asunto urgente, porque ésta puede usarse también como arma biológica, porque ahora no existe ninguna forma de neutralizarla, según advierte el estudio que publica una revista de la Sociedad Americana de Microbiología.

La neurotoxina botulínica daña las neuronas y causa la parálisis de órganos vitales para la vida. Tras estudiar unos 300 compuestos naturales, este grupo de científicos descubrió que “el nitrofenil psoraleno tiene una actividad fuerte contra esta toxina que daña las neuronas", según ha explicado Bal Ram Singh, investigador del Instituto de Ciencias Avanzadas de Dartmouth.

Primeros ensayos

Y seguimos con las buenas noticias, porque tras identificar este compuesto antibotulímico, estos científicos también los han probado en células humanas y han demostrado que presenta una baja toxicidad para los seres humanos.

Además, este compuesto ya ha logrado revertir la parálisis muscular de ratones a los que se les había expuesto al tipo A, la variedad más tóxica de esta toxina.

Y esta investigación pionera se originó a partir de los trabajos de la Universidad de Nueva Delhi sobre las bases bioquímicas del Ayurveda, un sistema de medicina con plantas ampliamente utilizado en la India. Los productos naturales, como los que se usan en el Ayurveda, tienen estructuras más diversificadas, menor toxicidad y mejores propiedades farmacológicas que los sintéticos.

Un grave problema

En estos momentos, los casos de botulismo son el problema de intoxicación alimentaria que más pérdidas económicas causa en el mundo. La toxina botulínica es producida por el “Clostridium botulinum”, una bacteria que vive en el suelo, pero que es muy versátil y difícil de matar, porque sus esporas pueden sobrevivir aunque hayan sido sometidas a agua hervida.

El botulismo se puede adquirir a través de alimentos contaminados o por la infección de heridas. La administración de Estados Unidos ya ha aprobado el uso como medicamento de derivados de los “psoralenos” y, por esa razón, esto podría acelerar el proceso de autorización del primer antídoto contra el botulismo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?