Últimas noticias Hemeroteca

Los legisladores

Deberíamos llamar a los diputados y senadores los legisladores para que recuerden y recordemos que ellos elaboran las leyes con las que los jueces dictan sus sentencias

Todos sabemos que la justicia tiene un gran poder, pero se nos suele olvidar que ese gran poder tiene una limitación, lo establecido por la ley, y que la ley no la hacen los jueces, la hacen los políticos. En el formidable escándalo de los impuestos hipotecarios, gestionado por el Supremo de forma catastrófica, todas las miradas se dirigieron a los 28 magistrados, 24 hombres y 4 mujeres, reunidos en pleno en la Sala Tercera, muy poco al texto que esos juristas estaban examinando, el decreto de septiembre del 93 firmado por Solbes en el que se regulaba el asunto y en el que este extremo, el pago de este impuesto, no estaba al parecer muy bien perfilado. De forma que nuestros políticos han tenido mucho tiempo para haber actuado introduciendo las correcciones pertinentes en favor de los usuarios. Tiempo desde luego han tenido gobiernos y parlamentos desde 1993. No lo hicieron. Ayer lo hizo Sánchez entrando en el tema con grandes reflejos, como un Robin Hood justiciero.

Pero yo no digo esto ni para culpar a Solbes ni para disculpar a los jueces ni para elogiar a Sánchez, sino para llamar la atención sobre la importancia de la política, su gran poder transformador como agente legislativo que acota el poder de los jueces y que muy a menudo nuestros políticos olvidan. Deberíamos llamar a los diputados y senadores los legisladores para que recuerden y recordemos que ellos elaboran las leyes con las que los jueces dictan sus sentencias y para que revisemos nuestras miradas sobre el Parlamento, que no es ni la pista de un circo ni el escenario el que los gallos exhiben sus plumajes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?