Últimas noticias Hemeroteca

Las cartas inéditas de Ava Gardner y su amigo en Madrid: "España sin ti no es España. Stop. Love"

Entre los documentos de la Filmoteca Española hay servilletas firmadas, telegramas, cartas y documentos que detallan esta amistad entre la actriz y el periodista, que cuenta la anécdota de cómo Ava Gardner regaló su piedra del riñón a Hemingway

Ava Gardner dejó su huella en Madrid: aquí vivió y disfrutó de las fiestas, los toros, las amistades. Fascinada por los toreros, cuentan que retó a Dominguín a beberse entera una botella de wiski. Ganó. La actriz disfrutó de la noche madrileña y conoció a todo el famoseo español de la época. Entre esas amistades destaca la de Jorge Fiestas. Un periodista que organizaba eventos y saraos y que guardó cartas y documentos que atestiguan su relación con la actriz.

La Filmoteca Española ha mostrado parte de esos archivos, que se componen de autógrafos, que la actriz firmaba en servilletas. También hay telegramas de felicitación y con halagos, como uno enviado por Fiestas en el que le dice: "España sin ti no es España stop love". Hay otro en el que la felicita por algo: "Muchas felicidades hermosa".

Se conserva además una carta en la que la protagonista de Mogambo en la que le pide que le cuide al perro mientras está unos días fuera de la capital. Jorge Fiestas tuvo tal cercanía con la actriz que decidió escribir una especie de memorias, que nunca llegaron a concretarse. Parte de esos escritos aparecen también en la documentación que conserva el Ministerio de Cultura. En esas narraciones se cuentan anécdotas, como cuando Ava Gardner regaló a Hemingway una piedra del riñón que le sacaron, tras sufrir un cólico nefrítico, y que el escritor usaba de amuleto colgada al cuello.

FOTOGALERÍA | Las cartas de Ava Gardner / FILMOTECA ESPAÑOLA

Jorge Fiestas fue un crítico y periodista cinematográfico al que conoció por ser uno de los dueños del Pub Oliver, donde se celebraban muchas de las fiestas a las que iban famosos, entre ellos, la más codiciada en aquel Madrid negro, Ava. Entre ellos comenzó una amistad que corroboran estos documentos, donde ella le contaba su vida íntima. “La vida sentimental de Ava fluctuaba entre Porfirio Ruborosa y Luis Miguel Dominguín que, como antaño Sinatra, la acompañaba en sus desplazamientos por todo el orbe", escribe el periodista.

Cuenta, además, los celos de Frank Sinatra, que vino a España cuando la prensa internacional empezó a hablar del romance de la actriz con otro torero. "La prensa internacional se había hecho eco del romance que al parecer existía entre la Gardner y su torero en el filme, Mario Cabé, y Frankie no estaba dispuesto a consentir que las cosas llegaran a mayores. Inesperadamente se presentó en Tossa de Mar portando con él una pulsera que debió costarle algo así como 10.000 dólares. Hubo sucesivos encuentros de tipo borrascosos entre la pareja, que finalmente contrajo matrimonio el 7 de noviembre de 1951”, relata Fiestas.

En una de las cartas, él le pide perdón por haber desvelado un cotilleo o un rumor que la actriz le había contado en confianza. "No volverá a ocurrir, Avita", escribe con el nombre con el que solía llamar a la actriz. "De todos los pecados que he cometido delante de tus ojos, creo que el principal es que soy periodista”, entona el mea culpa, un periodista que no llevó a cabo las memorias de Ava Gardner en Madrid.

En plena dictadura franquista, Ava Gardner vivió en España con una libertad que no pudieron tener otras españolas, ese es el eje en el que se vertebra Arde Madrid, la serie de Paco León que habla de la actriz. En esta ficción, que se estrena Movistar Plus, se cuenta cómo la actriz disfrutaba, salía, bebía y tenía sexo en fiestas donde estaban la farándula de la época, Lola Flores, la duquesa de Alba, Dominguín y los Perón, que eran sus vecinos en la calle Núñez de Arce. Como asegura en una de las cartas Jorge Fiestas, fue el torero el que le presentó a Hemingway.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?