Últimas noticias Hemeroteca

"Investigar con animales en España es dificilísimo, y así debe ser"

¿Qué supondría para la humanidad oponerse a la experimentación animal?

Descubrir tratamientos contra las enfermedades que más nos afectan, como el cáncer, la diabetes o el SIDA, habría sido imposible sin experimentar los avances en otros seres vivos. Según un informe que elabora el Gobierno anualmente, en 2017 se emplearon 793.000 animales con fines científicos, un 43% menos que en 2009, año en el que empezó a registrarse este dato. Que es posible frenar el virus del papiloma humano (VPH) con vacunas, tratar el Parkinson alterando los niveles de dopamina o revertir la sordera con implantes cocleares son sólo algunos de los muchísimos ejemplos de que la investigación animal ha sido crucial para el avance de la humanidad. Que su utilización disminuya debe ser motivo de alegría pero, ¿qué supondría para la ciencia oponerse o prescindir de los animales en el laboratorio?

Esta semana nos acompaña en la tertulia científica Lluis Montoliu, investigador en el Centro Nacional de Biotecnología y miembro del Comité de Ética del CSIC. En su laboratorio investiga con ratones el funcionamiento de enfermedades humanas raras como el albinismo. "Investigar con animales en España es dificilísimo, y así debe ser", nos cuenta Montoliu, que ha señalado que cada propuesta de experimento debe pasar por tres comités diferentes y quedar registrado con detalle en un informe para su revisión posterior. Las alternativas científicas para sustituir estos métodos son cada vez mayores. La pregunta es: hasta que permitan prescindir de ellas por completo, ¿cómo combinar las necesidades de la ciencia con el respeto a los animales?

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?