Últimas noticias Hemeroteca

Un debate de bloques perfilados

Juan Ignacio Zoido (PP) e Inés Arrimadas (Cs) arremeten contra María Jesús Montero (PSOE) por la gestión económica y el atraso de Andalucía respecto a otras regiones. Alberto Garzón (IU- ahora Adelante Andalucía) saca el guante blanco

  • Escucha el debate de las elecciones andaluzas en 'Hora 25':

A punto de llegar al ecuador de la campaña de las elecciones andaluzas del próximo 2 de diciembre, ‘Hora 25’ ha organizado un debate especial. Los invitados son o se sienten andaluces y desarrollan o han desarrollado su actividad política fuera de su comunidad. Ellos brindan una visión distinta de cómo se ve y qué se juega Andalucía en estas elecciones. Cada uno de ellos representa a uno de los cuatro partidos con mayor representación parlamentaria, también en el parlamento andaluz.

*María Jesús Montero. Nació en Sevilla (1966) es licenciada en Medicina y Cirugía y -hasta su nombramiento como ministra- desarrolló toda su carrera política en la Junta de Andalucía, en la consejería de Sanidad primero y en la de Hacienda después.

*Juan Ignacio Zoido. Natural de Montellano, en Sevilla (1957) es licenciado en Derecho y miembro de la carrera judicial desde 1982. Fue delegado del gobierno con Aznar en Castilla-la Mancha y Andalucía, alcalde de Sevilla entre 2011 y 2015 y el último ministro de Interior en el gobierno de Mariano Rajoy.

*Alberto Garzón. Nació en Logroño (1985) aunque creció en Sevilla y en Málaga dónde se licenció en Economía. En 2011, con 26 años, se convirtió en el diputado más joven entonces en el Congreso de los Diputados.

*Inés Arrimadas. Nació en Jerez de la Frontera, en Cádiz (1981) y es licenciada en Derecho y en Dirección y Administración de Empresas. Ha sido candidata a la presidencia de la Generalitat de Cataluña en 2015 y 2017 convirtiéndose en la más votada en esos comicios.

La crónica política de nuestra historia reciente está repleta de polémicas generadas por el recurrente uso de tópicos, agravios y desprecios hacia Andalucía en la contienda entre partidos. Afirmaciones lanzadas en público con demasiada ligereza y que, aún siendo falsas, suelen crear o alimentar una imagen equivocada de esta comunidad autónoma. Es frecuente, por ejemplo, el uso de la Educación para atacar la gestión de la Junta de Andalucía. Ocurrió por ejemplo hace pocas semanas con las declaraciones de la exministra Isabel García Tejerina. Años antes, la también exministra del PP Ana Mato fue todavía más lejos. Puestos a exagerar tampoco estuvo mal la comparación de Andalucía con Etiopía que hizo el actual diputado del PP en el Congreso, Rafael Hernando o el vídeo electoral del expresidente de Extremadura, José Antonio Monago, en el que hablaba del supuesto retraso de Andalucía. Un vídeo repleto de tópicos que levantó ampollas incluso dentro del propio Partido Popular... Claro que tampoco sentó muy bien una metáfora a la que recurrió Albert Rivera en 2015 cuando presentó a sus candidatos para las anteriores elecciones andaluzas.

Podríamos seguir porque la lista es amplísima (sin olvidar, por ejemplo, cuando Duran i Lleida acusó a los jornaleros de estar todo el día en el bar de su pueblo mientras recibían las ayudas del PER) ¿Qué imagen se tiene de Andalucía fuera de la comunidad? ¿Ayudan estos discursos a construir una imagen que no es fiel a la realidad?

  • Montero: "Llevamos mucho tiempo conviviendo con tópicos que no se corresponde con la realidad. Los que hemos trabajado allí sabemos que es una tierra que se puso en pie por sí sola, somos tierra de talento, de gente que se busca la vida… Nunca se nos reconoce la parte investigadora. Exportamos más aviones que aceite de oliva. Siempre nos quedamos en la peineta y en los lunares que algunos les sirve para justificarse".
  • Zoido: "Cada vez se admiten menos los tópicos, yo no los consiento. He estudiado en Sevilla, mis hijos también, hice mis oposiciones… No somos más, pero tampoco menos. Pero tenemos que ser exigentes, hay que mejor mucho en el tema de la educación. Eso es de ser responsables, avanzar en ese tema. Estamos en una campaña electoral para decidir en qué queremos mejorar, cada vez nos ven mejor desde fuera".
  • Arrimadas: "Si explicara las cosas que se dicen en el Parlament catalán de los andaluces… He tenido que saltar muchas veces porque allí viven mis padres, mis amigos. Hay que quitarse etiquetas, pero no podemos tapar una realidad. Con todo el potencial, tampoco se entiende que no se aproveche. Nos tenemos que quitar malas políticas de en medio, Andalucía lo tiene todo para remontar y ha habido políticas que no han estado a la altura. Se va mucho talento, se nos van muchos jóvenes".
  • Garzón: "El pueblo andaluz tiene una identidad muy propia y específica, una valentía que ha demostrado en muchas ocasiones. Pero no se pueden obviar una serie de déficits, algunos estructurales, otros no. Hay múltiples causas, muchas tienen que ver con el modelo productivo. Hay una tasa de paro del 23%, en España del 15%. Y son las mismas normas laborales, igual de malas. El atraso económico tiene responsables y también los recortes lo han agudizado. Requiere una mirada de largo plazo".

Hecha la presentación, la situación económica y el retraso de Andalucía respecto a otras comunidades ha centrado el debate. La actual ministra de Hacienda achaca los problemas a la falta de una apuesta desde el Gobierno central y a la imagen que proyectan los políticos de derechas. "No se reconoce el esfuerzo de este pueblo. El sur de Europa, nosotros somos el sur del sur, siempre tiene indicadores de paro mayores, eso es un lastre", ha defendido. Zoido, que dice rechazar la confrontación permanente, reprocha al PSOE atribuirse la exclusividad de hablar, escuchar y trabajar por esa tierra. "Hay datos objetivos, más paro, más desempleo femenino y juvenil, el salario medio es el 30% menos que en España. Por eso hay que cambiar las políticas. Andalucía es la comunidad autónoma donde más impuestos pagamos. Abrir aquí un negocio complicadísimo. El PP propone una bajada masiva de impuestos y facilitar la creación de empresas para tener puestos de trabajo".

Desde Barcelona, Inés Arrimadas ha recordado a Montero que llevan 40 años gobernando en Andalucía y también le ha afeado que se apropien del sentir de la comundiad en muchas ocasiones. "Yo soy tan andaluza como usted. Yo he tenido que defender a los que nos llaman colonizadores lingüísticos, y nos lo llaman los socios de gobierno de Pedro Sánchez, si tanto le molestan las calificaciones a los andaluces. Confío en esa tierra y sé que se pueden conseguir más cosas que las logradas con el PSOE. Ellos están encantados con la gestión y toda la culpa es de los demás. Tenemos una losa que se llama Partido Socialista", ha sentenciado.

Desde IU, Alberto Garzón –en estas elecciones bajo la confluencia de Adelante Andalucía– advierte del riesgo de llegar a una sociedad más polarizada y pide que los más ricos paguen más impuestos. Socialistas y populares se han enzarzado por la situación de la sanidad y la educación, y el modelo de financiación. Montero defiende la transformación de Andalucía e incluso ha recordado que Arenas ha admitido sus errores en la labor de oposición. PP y Cs han centrado sus críticas en la socialista mientras Garzón ha sacado el guante blanco pese a su falta de sintonía con las políticas de Susana Díaz.

En otro momento del debate, Inés Arrimadas ha criticado que para defender su gestión el PSOE tenga que mirar a los años 70 como referencia, acusándolos de conformismo. "Nos tenemos que comparar con la Europa del siglo XXI", ha dicho la representante de Ciudadanos, que ha apostado por hacer reformas de fondo. Ha recordado que los naranjas han logrado que las familias dejen de pagar el impuesto de sucesiones y se ha mostrado muy dura con lo que ha llamado 'chiringuitos políticos' del PSOE en Andalucía. "Una cosa fundamental es sacar la corrupción de la Junta de Andalucía, aunque entiendo que a los señores del PSOE no les interese", le ha espetado a la ministra.

Montero ha destacado la calidad de los servicios públicos en Andalucía, de la que ha dicho que dedica más parte del PIB al estado de bienestar que el resto de comunidades. "Cuando la derecha habla de reformas me echo a temblar", le ha dicho a Zoido, al que ha acusado de querer bajar los impuestos a los que más tienen porque son los que pueden pagarse la educación o la sanidad. La clave para la ministra es la lucha contra el desempleo, para lo que ha defendido planes específicos desde el gobierno de España. En ese momento, el representante del Partido Popular le ha recordado a María Jesús Montero que el modelo de financiación del que se queja fue pactado con el gobierno de Zapatero. Zoido ha recordado que de todos los que estaban en el debate su partido es el único que no ha gobernado en Andalucía. "Tuvimos que pagar a todos los proveedores las facturas que ustedes dejaron sin pagar". Por último, se ha mostrado molesto con la idea de asociar la transformación de Andalucía con la labor del PSOE, porque han sido los andaluces los que están sacando adelante a su tierra.

Por su parte, Alberto Garzón ha insistido en que es consciente de los déficits que arrastra la comunidad y ha defendido resolverlos sin criminalizar a nadie. La clave para su formación es cambiar el modelo productivo, no seguir haciendo recortes y hacer políticas para ayudar a la clase trabajadora. Ha puesto como ejemplo los presupuestos que ha pactado Unidos Podemos con Pedro Sánchez, de los que ha destacado que no entiende cómo la derecha se puede oponer a que se suba el salario mínimo interprofesional. En otro momento del debate ha echado en cara a Susana Díaz que prefiriera pactar con Ciudadanos, tras haber echado a Izquierda Unida del gobierno.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?