Últimas noticias Hemeroteca

"Es importante que el sentimiento de culpabilidad desaparezca"

Hasta el 25 de noviembre 44 mujeres han sido asesinadas por su parejas o ex parejas en España. Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer hemos visitado el único centro integral que existe en nuestro país para mujeres víctimas de la violencia machista

44 mujeres han sido asesinadas este año a manos de sus parejas o ex parejas; desde 2003 son 972. /

Por seguridad no podemos decir dónde se encuentra, pero sí explicar el trabajo que realizan distintas profesionales para que las víctimas recuperen su independencia, y consigan detectar cuándo están ante una situación de desigualdad.

Luisa es la directora de este centro. "Hoy viven aquí 44 mujeres, algunas de ellas con sus hijos. Antes de que entren valoramos sus circunstancias. Si se rechazan es por cuestiones de salud mental o enfermedades infecto contagiosas. Es el único centro integral que atiende a todas las mujeres de España. El programa dura 18 meses, pero es un tiempo orientativo. Una vez que salen se procura que tengan viabilidad, trabajo. Se pretende que sean autónomas. Ahora, el problema más grande es que salgan con un empleo, para que la mujer tenga libertad", nos explica.

El centro cuenta con unas instalaciones muy completas, jardín incluido; con sus bancos y sus árboles. Una especie de pulmón para respirar. Allí nos encontramos con Olga. Es víctima de malos tratos. Hoy con una vida completamente normal y alejada de la violencia. "En 16 años, la primera vez que fui a una piscina fue a la que hay aquí. Cuando pisé la hierba tuve una sensación de libertad. Esto es extensible a cualquier situación en la que has sido privada de eso, de libertad".

Olga llegó al centro sin reconocer que era víctima de la violencia machista. Denunció en una situación límite, pero se sentía culpable. "Denuncié y no podía evitar sentir culpabilidad. Es muy difícil romper ese vínculo, tardas tiempo en hacerlo". "He vivido una dictadura. No podía trabajar, vestía como él quería, iba dónde él decía y mi círculo de amistades se reducía a quién él quería". Hoy tiene 4 hijos, 3 de ellos han vivido con ella en el centro. "No les he educado en el odio hacia su padre. Nunca he intentado ponerles en contra, pese a que eso hubiera sido lo fácil".

El trabajo de los profesionales no sólo está enfocado a ellas, las víctimas, sino también a sus hijos. Normalizar la situación y como nos explica Claudia, la psicopedagoga del centro, tratarles como niños que son. "Aquí sienten paz, duermen porque no tienen miedo y se sienten acompañados porque en el centro coinciden con otros niños que han estado en su situación. Hay que normalizar y tratarles como niños que son para evitar que el maltrato les robe su infancia", no explica Claudia, la psicopedagoga del centro.

Evitar que el maltrato vivido les robe su infancia. Lo mismo que con las mujeres maltratadas. Romper la resistencia con la que a reconocerse como víctimas. "Es importante el tratamiento psicológico para entender lo que te ha pasado, para que el sentimiento de culpabilidad desaparezca. Aquí les brindamos una atención integral real. La parte más importante es restablecer la base: ansiedad, ánimo... Estabilizar a la víctima emocionalmente y mover los cimientos para que la víctima no vuelva a caer en una situación así. La víctima tiene saber qué le ha pasado y que puedan detectar señales en una relación de desigualdad y cuando salgan de ella puedan estar protegidas", nos dice Wuara, psicóloga especializada en violencia machista.

Importante es también el asesoramiento legal, porque se van a enfrentar a largos procesos judiciales. "Intentamos explicarles a qué se enfrentan exactamente y que tomen conciencia de cómo es el proceso y sepan reaccionar a situaciones de presión en los juzgados. Y, por su puesto les decimos cuáles son sus derechos para que puedan ser protagonistas de su historia", nos cuenta Marian, la abogada del centro.

Único centro integral en España

Fue fundado en 1991 por Ana María Pérez del Campo. Esta abogada especialista en derecho matrimonial es miembro del Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer. Sufrió maltrato durante su matrimonio y participó en la redacción de la Ley del Divorcio, aprobada en 1981. Es, además, presidenta de la Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas y fue quien impulsó la creación del único Centro Integral que hay en España destinado a mujeres víctimas de la violencia machista.

"Para ser feminista lo primero que tienes que hacer es reconocer la igualdad de todos. Tienes que convencer y no imponer. Nosotras no salvamos a nadie. Nosotras no vamos a acoger a una mujer para decirle que está salvada. Le decimos que si ella quiere puede salvarse. Ella es la que tiene que hacerlo. Somos animales racionales, pero algunas veces la racionalidad parece que ha desaparecido".

"Ser violentos no es una connotación humana. Es una connotación irracional. El trabajo que se hace aquí es para cambiar la situación de desigualdad. Cuesta mucho trabajo que las mujeres se muevan porque el miedo paraliza. Esa paralización es la que buscan los hombres cuando golpean, chillan, insultan o dan manotazos en la mesa".

El centro se creó para facilitar a las mujeres el cambio que quisieran hacer. De forma muy concluyente para terminar con un sistema que hace daño".

El 016 es el número de atención a las víctimas de la violencia machista. Es gratuito, no deja rastro en la factura aunque las llamadas hay que borrarlas

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?