Últimas noticias Hemeroteca

La realidad, a las puertas del Parlament

Àngels Barceló reflexiona sobre la cuarta jornada de protestas laborales y sociales contra los recortes que arrastra Catalunya desde 2011, unas protestas que han llegado hoy a enfrentar a manifestantes y Mossos a las puertas del Parlament

El govern catalán se ha encontrado con la realidad en las puertas del Parlament. En el mismo sitio donde empezó todo, donde las protestas por los recortes del gobierno, presidido entonces por Artur Mas, en el año 2011, se convirtieron en una especie de resorte que empujó a ese gobierno hacia el independentismo, intentando desviar la atención de la realidad: que el gobierno de Mas fue de los primeros en recortar y de los más duros con los recortes. Ese día, quizás Mas pensó que era mejor señalar a Madrid como el origen de todos los males.

Desde entonces hasta hoy el único debate posible en Catalunya ha sido el de independencia sí, independencia no. La única acción de gobierno se ha centrado en organizar consultas al margen de las leyes y en trabajar la fábula de la independencia y de la República, fábula que mantienen, todavía, a día de hoy.

Pero la realidad es otra, la realidad es la que estaba hoy en las puertas del Parlament. Porque en Catalunya, además de independentistas y no independentistas, hay trabajadores de la sanidad, de la educación, de los servicios públicos que siguen sufriendo los efectos de esos recortes que ejecutó Mas y que los gobiernos posteriores no han revertido porque no han gestionado, ocupados como han estado en ejecutar una independencia imposible.

Y es ensordecedor el silencio de una izquierda que hace años encabezó las manifestaciones contra los recortes y hoy se ha acostumbrado a hacerle el juego al gobierno de la antigua Convergència, llámenle ustedes como quieran.

Todos juntos le niegan el voto a unos presupuestos generales del estado que dotarían de más dinero a Catalunya, todos juntos son incapaces de encontrar una salida al malestar social que finalmente ha estallado y no por lo que a ellos les gusta, pero claro, para ello hace falta gobernar, exactamente lo que no hace el govern de la Generalitat.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?