Últimas noticias Hemeroteca

Y los sueños, sueños son

Es muy improbable que los catalanes le den el sí a sus cuentas, lo que servirá a Sánchez para soltar lastre -Andalucía ya es suficiente- y descartar su cercanía, tan contaminante

Dejemos por unos segundos el acontecer diario en Andalucía, tiempo habrá para volver, y echemos un vistazo a lo que está ocurriendo en el resto de España y, sobre todo, lo que puede suceder en las próximas semanas, un misterio, o en los próximos meses, un arcano. Por lo pronto, Pedro Sánchez asume dolorosamente el terrible golpe andaluz y cambia otra vez de dirección, deporte éste que el presidente practica con un desparpajo envidiable. Ahora ha decidido presentar los Presupuestos, a ver qué apoyos tiene. La verdad es que la única virtualidad que ofrece ese movimiento es obligar a sus presuntos aliados independentistas a que se definan de una vez por todas: o apoyan o rompen.

Pretende Sánchez con el envite, si sabemos leer bien sus intenciones, poner el primer escalón para ir armando la escalera que le llevará, en un mañana todavía difuso, a unas generales en condiciones decentes. Es muy improbable que los catalanes le den el sí a sus cuentas, lo que servirá a Sánchez para soltar lastre -Andalucía ya es suficiente- y descartar su cercanía, tan contaminante. Le quedaría lograr que Podemos atempere un tanto sus veleidades revolucionarias y entre ambos hacerse con todo el espacio, gigantesco, monumental, que podría quedar entre una derecha envilecida por Vox hasta una izquierda socialdemócrata. Pero todos sabemos, ay, que el cántaro de leche acostumbra a romperse.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?