Últimas noticias Hemeroteca

D'Onofrio: "Si hubiéramos tenido el 10% de la seguridad que hemos tenido aquí, no habría pasado nada"

"Se está elaborando una ley para terminar con esto", asegura el presidente de River Plate sobre las barras bravas

Queda un día menos para que llegue el esperadísimo clásico Argentino. River Plate y Boca Juniors se juegan este domingo la Copa Libertadores en el Santiago Bernabéu en un partido que ya hace mucho ha trascendido los límites del fútbol. El presidente de River Plate, Rodolfo D’Onofrio ha pasado por El Larguero en la previa del choque que está en boca de todos.

D’Onofrio ha asegurado ser del Real Madrid “como lo siente el aficionado de River”, aunque también guarda mucho cariño al Atlético “por Cerezo y Simeone”. Sin embargo, califica de “vergüenza” que este partido se dispute en la capital de España: “Imagínense jugando la Champions en Río de Janeiro. Es un disparate, pero un disparate que tiene causas”.

Fallo del dispositivo policial

“Ellos le llaman un descuido, un error, pero fue algo muy mal hecho, no tomaron la precaución contra unas personas que a veces existen en el fútbol y no deben existir. Cuando vinimos para España tuvimos una custodia, que no creo que ni estuviera para el G20. Si el menos del 10% lo hubieran hecho en Buenos Aires el partido ya se habría jugado y no habría ocurrido todo esto”, ha afirmado con rotundidad.

D’Onofrio no esconde su descontento con el presidente de Boca, Daniel Angelici: “River es ajeno en absoluto a todo lo que pasó. River en una actitud que nos enorgullece ofreció a Boca la posibilidad de postergar el partido durante 24 horas por si había alguna lesión psicológica. Nos dimos la mano y firmamos un papel que CONMEBOL nos obligó a firmar. Extrañamente al siguiente día, 60.000 personas que no son responsables ni culpables de que unos locos hayan hecho eso y el dispositivo de seguridad haya fallado se han perdido de ver este espectáculo (…) Mi relación con el presidente de Boca es buena, pero se lo he dicho, me gusta la gente que tiene palabra. Mientras yo le di la mano y la palabra estaban elaborando una presentación esa misma noche para ganar los puntos fuera del estadio”.

El presidente apunta que se sienten “con desventaja” por no jugar ante su afición y aunque “se tenía que haber jugado en River y no tenían que haber clausurado el estadio”, asegura que lo respeta porque es “una decisión de la CONMEBOL”.

Los barras bravas

“A las barras bravas no los quiero ver en River ni en ningún lado. Para poder echarlos del estadio hay que tener el comprobante de que han generado perturbaciones y disturbios en el estadio. River tiene más de 250 personas presentadas como derecho de admisión para que las autoridades del Gobierno no los deje entrar. Se está elaborando una ley para terminar con esto. La única manera no es que los clubes puedan hacerlo, son ellos los que tienen que lograr que nunca más entren a un estadio. La gente de River les silbó cada vez que hablaron, les gritó que se vayan todos”.

Sobre las causas del blindaje y la permisividad a los ultras, opina: “No creo que tengan comprados a policías y jueces pero necesitamos una ley que sea lo suficientemente severa. Espero que después de esto sea como el once de septiembre con las Torres Gemelas, que de una vez por todas terminemos con esto en el fútbol argentino”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?