Últimas noticias Hemeroteca

El post-punk cristiano de Ignatius Farray: ¿salvación o repelús?

En la lista de diciembre de 'Fuego y Chinchetas' tonteamos con el mainstream, descubrimos un grupo mexicano, hablamos de clásicos y de jóvenes promesas y hasta se nos cuela algún tema ñoño-navideño

Últimas recomendaciones antes de ponernos a recapitular lo mejor del año. Es quizá la lista más complicada porque no queremos que se nos quede nada en el tintero y porque, de cara a posibles regalos, muchos artistas publican su disco en esta época del año. ¿Has escrito ya a Papá Noel? A lo mejor esta lista te inspira.

Miedo a la música (Petróleo)

Si sois fans de La Vida Moderna o La Resistencia, seguramente ya habréis escuchado a Ignatius cantar. Lo que incialmente parecía una broma está empezando a tomar forma y nos está gustando. El cómico canario definió la música de Petróleo como "post punk cristiano" y no lo decía del todo en broma. Lo normal es que al principio genere cierto escepticismo, por no decir repelús, pero Petróleo es una banda sólida instrumentalmente y el Ignatius cantante mantiene su carisma y su sentido del humor desconcertante, feísta, pero también interesante. En YouTube pueden verse varias canciones en directo pero esta es la primera que han grabado y publicado con el sello Sonido Muchacho, el mismo que Carolina Durante.

Puerquelectric (Puerquerama)

Puerquerama es un grupo mexicano que llevan más de 10 años. Los puercos -que así les llaman sus fans- tienen tres discos, el último de este año y se llama como esta canción: Puerquelectric. Sus orígenes eran un poco punk y sus letras a veces les han dejado fuera de festivales y salas, donde les han vetado. Ellos cantan: "Aprendí a vivir riendo aunque el mundo sea una mierda" y nos parece un buen mensaje para estos tiempos.

Un alud (Amatria y Delaporte)

No es ningún secreto que en Fuego y Chinchetas somos muy fans de Amatria. El año pasado, cuando publicó su último disco, Algarabía, le entrevistamos e incluso hicimos una conexión con su madre, que hacía un cameo en una canción. Ahora, mientras él sigue de gira con ese disco, ha presentado esta canción con Delaporte y aprovecha este encuentro para seguir explorando en un sonido más electrónico.

Calle lloviendo (Kokoshca)

La banda navarra Kokoshca acaban de cumplir 10 años y han pegado el estirón. Su último disco se llama El mal y, sobre la base de indie español que ya conocíamos, se han ido diversificando ¡y con buen criterio, además! Muy recomendable el folklore con guitarra eléctrica de Seguiremos en pie o los ritmos latinos a al navarra de Bom-Bom. Pero también esta canción. Se nota que, además de escuchar Astrud, C. Tangana o Julio Iglesias, también tienen muy asimilado el fraseo de Nacho Vegas.

Dopamina (Veintiuno)

Nos gusta hablar de grupos cuando nadie les conoce y ver cómo van creciendo poco a poco. Veintiuno es una banda de cuatro chicos de Toledo que pronto van a empezar a colarse en todos los festivales. En 2016 se autoeditaron su primer disco pero este año han firmado un contrato editorial con Universal y otro discográfico con Warner. Su segundo trabajo se llama Gourmet y esta canción, Dopamina. ¡Menos alcohol y menos drogas y más dopamina!

You Get (Cat Power)

Chan Marshall, más conocida como Cat Power, llevaba seis años sin sacar nuevas canciones pero, tras más de 20 años de carrera, nadie se había olvidado de ella. Su legado había mantenido la llama encendida y ahora, además, vuelve en plena forma. Prueba de ello es este You get que empieza a lo PJ Harvey y en el que demuestra, una vez más, que entre el folk y el rock se mueve como pez en el agua, como una gata por los tejados. Cat Power es hipnótica y superdotada con las melodías. 'Woman', la canción que comparte con Lana del Rey, es otro temazo. Dentro de 20 años diremos de ella que es uno de los grandes clásicos de la música, si no lo es ya... Para nosotros está al nivel de Nick Cave, de PJ Harvey o de Jeff Tweedy, el líder de Wilco que, por cierto, también acaba de sacar disco.

Kila (The Cat Empire)

Seguimos en modo felino porque en directo pocos grupos hay más divertidos que The Cat Empire. ¡Esto tiene groove! ¡Esto tiene swing! Pero luego el estribillo es bastante pop porque The Cat Empire mezcla el indie con estilos más verbeneros, como el ska, el reggae o el calipso, y con toquecitos de jazz y de funk. Vamos, que le dan a todo. De hecho, esa versatilidad la llevan también a las letras porque cambian de idioma con mucha facilidad y curiosamente no usan la guitarra eléctrica, solo un bajo o contrabajo, y sin embargo, cuentan con una poderosa sección de vientos, con un teclista amante del jazz, congas y hasta un DJ que va alternando los samples con el scratch. El resultado puede recordara Beirut o Fanfarlo, pero también a Depedro o La Pegatina. En 2019 sacarán nuevo disco y ya han adelantado unas cuantas canciones. Entre ellas, este hitazo.

Head Held High (Kodaline)

La banda irlandesa Kodaline ha publicado este año su tercer disco, Politics of living. Un disco muy alegre que tiene canciones tan positivas como esta. Reconocemos que son un poco ñoños y que a menudo tiran de frases muy Mr. Wonderful, pero esta canción nos gusta. Ahora están de gira por Estados Unidos y esperamos que pasen por España el año que viene en algún festival.

Sorry About The Carpet (Agar Agar)

El arranque de esta canción recuerda bastante al minimalismo de The XX pero forma parte de The Dog And The Future, el primer disco del dúo francés Agar Agar, que han decidido adoptar el nombre de un alga muy usada en la alta cocina por su poder gelificante. No sabemos por qué se llaman así pero nos atrevemos a dibujar un paralelismo entre los chefs que hacen versiones ultramodernas de platos tradicionales muchas veces con agar agar. Ellos suenan muy contemporáneos y sofisticados, pero al mismo tiempo recuerdan a New Order y a toda esa tropa de electrónica ochentera que llevamos años rememorando gracias a bandas como Chromatics y en la que últimamente, por estos lares, también se han fijado Soledad Vélez o El Último Vecino.

Survivors (Passenger)

Esta canción no es muy indie pero la hemos escuchado en el momento justo: andando por la calle, con las luces de navidad encendidas y con un poco de frío. La clave está en la voz de Mike Rosenberg, un cantante inglés más conocido como Passenger. Decidió dejar el colegio con 16 años y se puso a cantar en las calles de Reino Unido y Australia, y en las calles sigue tocando de vez en cuando. De hecho, hace unos años quiso dar un concierto en la calle Preciados de Madrid pero vino la policía y le puso una multa. Así que el concierto se acabó pronto... Publicó su primer disco en 2007. Era muy joven y entonces tenía una banda que se llamaba así, Passenger. Cuando se disolvieron, él se quedó con el nombre y bajo ese pseudónimo ha publicado 10 discos más. El último, este año. Se titula Runway e incluye esta canción.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?