¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Expedientado el periodista abogado que entrevistó a King haciéndose pasar por su letrado

El decano del colegio de abogados de Madrid califica su actitud de "reprochable"

El decano del Colegio de Abogados de Madrid, Luis Martí Mingarro, afirmó hoy que ha ordenado la apertura de diligencias contra el periodista y abogado David Rojo para estudiar si ha vulnerado el secreto profesional y, en su caso, imponerle una sanción que iría desde los tres meses de suspensión hasta la expulsión.

Rojo, que está adscrito al Colegio de Abogados de Madrid y al de Málaga, acudió ayer a la prisión de Alhaurín de la Torre (Málaga) para ofrecerse como abogado de Tony Alexander King, presunto asesino de las jóvenes Sonia Carabantes y Rocío Wanninkhoff, ya que la abogada de oficio que le habían designado renunció a su defensa.

DERECHO DE DEFENSA

Durante la visita, Rojo le instó a escribir una carta de arrepentimiento que ha trascendido a los medios de comunicación. En una rueda de prensa, Martí Mingarro indicó que las investigaciones seguirán su curso para acreditar los hechos que puedan "merecer reproche", aunque añadió que "cualquier quebrantamiento del derecho de defensa que ponga delante del público lo que un abogado conoce por razón de su ministerio profesional es tan inaceptable que está en el Código Penal".

El artículo 199 de este texto legal castiga con prisión de uno a tres años a aquel que revele "secretos ajenos de los que tenga conocimiento por razón de su oficio". El segundo punto de este precepto castiga con prisión de uno a cuatro años de prisión e inhabilitación especial de dos a seis años al profesional que, "con cumplimiento de su obligación de sigilo o reserva, divulgue los secretos de otra persona".

Martí Mingarro subrayó que el secreto profesional de un abogado es una de las "claves del derecho de defensa" y del Estado de Derecho, así como un "valor esencial para los abogados" en lo relativo a la protección de los intereses de los ciudadanos. "La piedra angular del ejercicio de nuestra profesión es el secreto profesional. Es la marca de nuestra profesión porque a lo largo de la historia lo hemos ido labrando como una exigencia de la buena defensa", dijo.

3 MESES DE SUSPENSIÓN HASTA EXPULSIÓN

El decano madrileño afirmó que una vez abiertas las diligencias se notificará al interesado su comparecencia para más tarde proponer o no la elevación a expediente con la consiguiente propuesta de resolución. La Comisión Deontológica del Colegio es quien propondrá la sanción, que puede ir desde los 3 meses de suspensión hasta la expulsión definitiva de Rojo, mientras que la Junta de Gobierno es la que resuelve.

Martí Mingarro indicó que en el Colegio de Abogados de Madrid no se puede dar el caso de que un abogado de oficio renuncie a la defensa de un acusado, como sí ha sucedido con King, ya que el turno de oficio se establece por especialidades y materias, y es voluntario ingresar en él. "No parece natural ofrecerse para llevar asuntos penales y luego distinguir qué clase delitos se quiere afrontar y cuáles no", explicó.

TODA LA REPULSA

El decano señaló que en 10 años un total de 28 abogados han sido expulsados del Colegio de Abogados de Madrid, mientras que anualmente se tramitan más de 300 expedientes de las alrededor de 1.000 quejas que se presentan. De estos expedientes, unos 160 terminan en sanción, de los que un 15 ó 20 por ciento acaban en sanciones graves.

En el caso concreto de King, Martí explicó que el abogado que actúa como tal está obligado a guardar el secreto profesional "bajo toda condición". "Aquel que quebrante el secreto profesional merece toda nuestra repulsa", concluyó.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?