FÚTBOL / UEFA

El Barça goleó al Matador Puchov (8-0)

El FC Barcelona saldó la deuda que tenía esta temporada con su afición y, ante un rival que invitaba a la goleada como el SK Matador Puchov, último clasificado de Eslovaquia, se dio un festival (8-0) en el que fue su primer triunfo del curso en el Camp Nou, esta vez casi vacío en una noche de lluvia, para cumplir y pasar ronda en la Copa de la UEFA, y ganar confianza antes de recibir al Deportivo en la Liga.

Ronaldinho, con su primer 'hat-trick' como azulgrana, fue el máximo protagonista de un encuentro que resolvió con dos goles en 20 minutos. Después llegó el 3-0, un golazo de Motta de falta, y, en el segundo tiempo, Ronaldinho, con un soberbio tanto, puso en pie a los menos de 30.000 espectadores que asistieron al Camp Nou.

Luego cayeron, casi por inercia, dos goles de Luis Enrique y otros dos de Saviola.

El Barça no marcaba tantos goles desde el 8-0 al Logroñés en 1996 con Ronaldo, aunque en Europa, desde 1982, por idéntico resultado al Apollon Limasol chipriota. Ahora, inicia así su 'camino a Goteborg', un lema que alude a la sede de la final de la UEFA, elegido por la junta para la fiesta previa al encuentro, que incluyó una degustación de gastronomía sueca y una versión catalana y muy 'blaugrana' del 'Gimme, Gimme' del grupo sueco Abba a cargo de la cantante Berta.

La jornada, sin embargo, no fue completa por la lluvia, que junto a la escasa entidad del rival propició la peor entrada en el Camp Nou durante el mandato de Joan Laporta.

En cuanto al partido, Frank Rijkaard sorprendió con la alineación de Rustu y con el descarte de Márquez, que se quedó en la grada el día después de haber cuestionado algunos planteamientos del técnico.

Rijkaard, además, hizo los cambios esperados de situar a Gabri de lateral derecho, con Puyol de central junto a Cocu, en detrimento de Reiziger y Márquez, y, arriba, donde causaban baja Kluivert y Quaresma, jugó Luis García junto a Ronaldinho y Saviola, mientras que Luis Enrique se mantuvo en la media acompañando a Gerard y Motta.

Ronaldinho abre la puerta de la goleada

El esperado triunfo del Barça no tuvo historia y se gestó muy pronto, en el minuto 7, gracias a un gol de Ronaldinho tras aprovechar un rechace del portero ante Saviola, un tanto que el asistente quiso anular por la posición de

fuera de juego posicional del argentino pero que subió al marcador por decisión del árbitro, que no atendió la infracción advertida con la bandera por el juez de línea.

El propio Ronaldinho, en otra jugada de rebote, esta vez tras una internada de Gabri por la banda que acabó en un disparo de Motta rechazado por un defensa, puso el 2-0 en el minuto 20.

El dominio local fue absoluto ante un Puchov inofensivo que encajó el tercero a cinco del descanso, cuando Motta marcó un golazo de falta directa.

Poco antes había estado a punto de caer otro de Ronaldinho y atrás quedaron unas cuantas ocasiones y algunos silbidos a Luis Enrique. En la segunda parte, mientras los 'Boixos' continuaban su desafío contra Laporta, el Barça jugó con una tranquilidad que no conocía esta temporada, con tres goles de renta, y encontró el camino de la goleada cuando apareció la magia de Ronaldinho.

El brasileño puso la guinda con un gran gol de jugada personal, de suave vaselina ante la salida del portero tras un túnel a un defensa, y, poco después, sirvió el quinto, obra de Luis Enrique. Después, Saviola por fin pudo marcar su golito y, en una jugada surrealista, Luis Enrique marcó el séptimo. En el último minuto, Saviola, en una gran acción y a pase de Gerard, cerró la noche con el octavo gol.

Gabri: "Nos hemos encontrado muy a gusto"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?