¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Supremo confirma la condena al ex alcalde del PP de Ponteareas

El Alto Tribunal ratifica que Castro deberá cumplir diez años de inhabilitación

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de diez años de inhabilitación impuesta al ex alcalde de Ponteareas (Pontevedra) José Castro Álvarez, por contratar irregularmente como personal del Ayuntamiento a 23 personas, entre ellas un sobrino y una ahijada suyas y varios interventores electorales del PP. Cuando ocurrieron los hechos, entre 1990 y 1997, Castro pertenecía al Partido Popular.

El Supremo confirma íntegramente la sentencia dictada el 23 de julio de 2001 por la Audiencia de Pontevedra, que condenó, como autores de un delito continuado de prevaricación, a Castro y a siete ex concejales de Ponteareas, por las contrataciones mencionadas. Los siete ex ediles son condenados a siete años de inhabilitación.

Según los hechos probados de la sentencia, entre 1990 y 1997, José Castro, alcalde entonces de la localidad por el PP, realizó 23 contrataciones de personal del Ayuntamiento, bien directamente o a través de acuerdos de la Comisión de Gobierno municipal, "al margen de un mínimo procedimiento legal o reglamentario en la oferta pública de empleo y en la selección de las personas contratadas".

Entre los 23 contratados, la mitad eran o fueron interventores del PP en mesas electorales, estaban afiliados a ese partido o eran incluso apoderados del mismo. Además, figuraban un sobrino y una ahijada del propio José Castro.

EXPULSADO DEL PP EN 1998

El ex alcalde de Ponteareas fue expulsado del PP después de que, en 1998, el Tribunal Supremo confirmara dos primeras sentencias contra él, una que le condenó a 3 años de prisión por un delito de falsedad documental, y la otra a 1 año de inhabilitación por un delito de impedimento del ejercicio de derechos cívicos.

Tras ser expulsado del PP, Castro creó otro partido, llamado Unión Condado Paradanta (UPCA), a cuyo frente colocó a su hija Nava Castro, que fue diputada autonómica del PP y alcaldesa de Ponteareas como independiente durante al anterior legislatura municipal.

En 1976, época en la que ya era primer edil de la localidad, Castro colocó un busto de Franco en la Plaza Mayor, que no fue retirado hasta el verano de 2003, ya que, aunque previamente ya hubo acuerdo de los grupos políticos para hacerlo, el ex alcalde se negó siempre a quitar la escultura.

POSIBLE MOCIÓN DE CENSURA

El líder de UCPA ha reiterado en los últimos días su ofrecimiento al PPdeG para recuperar mediante una moción de censura conjunta la Alcaldía de Ponteareas -en manos de una coalición formada por el PSdeG y el BNG-. Según Castro, su formación estaría dispuesta a renunciar a la alcaldía para su hija, pese a que encabezó la lista más votada en las pasadas municipales.

El presidente del PPdeG, Manuel Fraga, ha dejado abierta la puerta en los últimos días a que los populares acepten llevar a cabo esta maniobra junto con UCPA, aunque ha impuesto como condición que el asunto se estudiará tras las próximas elecciones generales. En su opinión, en Ponteareas tras la escisión de UCPA, es preciso "que se encuentren los caminos para establecer la unidad del partido".

En todo caso, Fraga ha asegurado que su partido se moverá "dentro de la ley y dentro de los acuerdos vigentes". El PPdeG tramita un expediente de expulsión del partido de cuatro de los cinco concejales populares en Ponteareas por desobeder las instrucciones de la dirección en la investidura del alcalde y votar al socialista Francisco Candeira, actual regidor.

Cargando