Los murales de La Almudena de Kiko Argüello son idénticos a los de una iglesia dominicana

El movimiento fundado por Argüello asegura que se trata de una "escuela pictórica"

Mientras que los siete murales pintados por Kiko Argüello, fundador del movimiento neocatecumenal, para la catedral de La Almudena siguen desatando una cascada de críticas por su peculiar gusto artístico, el diario El Mundo desvela hoy que son muy parecidos a los que figuran en el seminario misionero archidiocesano Redemptoris Mater de Santo Domingo.

Tanto el Pantocrator central como los murales representativos del Bautismo, la Transfiguración, la Crucifixión, la Resurrección, la Ascensión de Cristo y Pentecostés de la catedral de La Almudena son una reproducción de los realizados en esta iglesia de un seminario de los neocatecumenales, el movimiento fundado por Argüello.

Según el diario El Mundo, Juan Pablo II visitó el seminario Redemptoris Mater, en plena construcción, durante su viaje al país en octubre de 1992. Inaugurado en 1998, el seminario de los kikos tiene hoy un centenar de alumnos y alberga el Pontificio Instituto Juan Pablo II para el Matrimonio y la Familia.

LA INCÓGNITA DEL CONCURSO

Kiko Argüello pintó estos murales del ábside de la catedral a petición del presidente del Episcopado y cardenal arzobispo de Madrid, Rouco Varela, a pesar de que el pintor de la catedral de Madrid es José Luis Galicia, pintor de reconocido prestigio, amigo de Picasso, que, a lo largo de varios lustros y en sucesivas etapas, pintó los techos, las cúpulas y el ábside del tempo por sus dibujos geométricos de reminiscencias mozárabes, según recuerda El Mundo.

Galicia asegura que, en contra de lo dicho por el Arzobispado, no le invitaron a participar en el supuesto concurso que ganó Kiko Argüello. "Lo más lógico es que lo hiciesen, dado que querían dar coherencia al templo. La catedral es de Rouco, y puede hacer en ella lo que quiera, pero que lo diga claramente".

"SON OTROS PINTORES LOS QUE SIGUEN A ARGÜELLO"

El responsable de comunicación del movimiento Enrique Bonete Perales, ha asegurado en un comunicado y tras constatar que el encargo fue ganado en un concurso, que la "Corona Mistérica" proyectada por Kiko Argüello había sido "ya pintada en parte por el mismo Argüello en diferentes iglesias de Italia y Madrid (Sta. Catalina Labouré), como así se hizo constar en su momento al presentar el proyecto".

Bonete se defiende asegurando que todo es debido a una "escuela pictórica" que se inspira en la "iconografía bizantina" y desarrollada por Argüello. Afirma que "en ningún caso puede hablarse de plagio", y que "son otros artistas los que siguen fielmente las huellas del pintor Argüello".

LA CONFERENCIA EPISCOPAL DUDA

El Episcopado tiene serias dudas sobre el plagio. Según la Conferencia Episcopal es obligado retratar esos misterios son siempre iguales en todos los templos católicos del mundo, entre otras cosas porque deben pintarse como establece la Iglesia. Según Juan Antonio Martínez Camino, secretario general de la Conferencia Epsicopal ha dicho que, "si ha sido así, si es copia de si mismo, es un plagio a medias. Pero, es una hipótesis, no es competencia mía entrar en esa cuestión"

Martínez Camino recuerda que "los tipos icónicos, son fijos". La curia, no obstante, es consciente de que la última responsabilidad es del arzobispado de Madrid.

Enrique Bonet, portavoz del pintor Kiko Argüello: "Hay una escuela de pintores que se inspira en Kiko"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?