La austriaca Elfriede Jelinek, Premio Nobel de Literatura 2004

Es la décima mujer galardonada con el Nobel de Literatura

La austriaca Elfriede Jelinek fue galardonada hoy con el Premio Nobel de Literatura 2004 por "el fluir musical de voces y contravoces en sus novelas y obras, que con extraordinario celo lingüístico revelan lo absurdo de los clichés de la sociedad y su subyugante poder", según informó hoy la Academia Sueca.

"Estoy sorprendida y muy honrada por la concesión del galardón", han sido las primeras palabras de la escritora Jalinek, tras conocer que la Academia Sueca la ha premiado con el Nobel de Literatura.

Elfriede Jelinek recibirá el premio de 10 millones de coronas suecas (1,1 millones de euros) el próximo 10 de diciembre, aunque la propia autora ha confesado que no podrá recogerlo en persona, debido a que padece una enfermedad que le impide en estos momentos "tratar con gente".

De orígen judío, Jelinek, nacida el 20 de octubre de 1946, es desde hace años una de los autoras más prestigiosas en alemán por sus experimentos en el plano literario y su crítica social.

Su carrera literaria la inició en el mundo de la poesía, con la publicación en 1967 de "Las sombras de Lisa". Entre sus obras literarias más conocidas destacan "Somos reclamos, baby" (1970); "Las amantes" (1994); o "La pianista" (1988), adaptada al cine por su no menos controvertido compatriota Michael Heneke y que obtuvo el Gran Premio del Jurado de Cannes en 2001.

DÉCIMA MUJER GALARDONADA CON EL NOBEL DE LITERATURA

Su fama se debe tanto a sus virtudes literarias como a su activo papel como polemista, en especial, contra la hipocresía de la sociedad austriaca y el anterior gobierno de coalición entre los conservadores y los populistas de derechas de Joerg Haider, víctima de sus dardos más afilados.

La austriaca es la décima mujer que ha sido premiada con el Nobel, después de la sueca Selma Lagerloef (1909), la italiana Grazia Deledda (1926), la noruega Sigrid Undset (1928), la estadounidense Pearl Buck (1938), la chilena Gabriela Mistral (1945), la alemana Nelly Sachs (1966), la sudafricana Nadine Gordimer (1991), la estadounidense Toni Morrison (1993) y la polaca Wislawa Ssymborska (1996).

OPINIONES DISCREPANTES

No todo son parabienes a la noticia del Nobel para Jelinek. El filólogo Miguel Saenz, traductor del alemán de las obras de Günter Grass o Peter Handke, opinó hoy que la austríaca "ha sido galardonada por feminista" y declaró que "el Premio Nobel le viene sumamente grande".

Saenz, que tradujo para el Instituto Goethe una obra de teatro de Jelinek, "Clara S." (Clara Schumann), juzgó su mérito "insuficiente" cuando "hay muchos autores por ahí que se lo merecían más". Jelinek ha escrito sobre todo muchas obras de teatro, "algunas detestables", opinó el traductor.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?