FÚTBOL / PRIMERA

El Betis se adjudica la Copa del Rey tras ganar a Osasuna (2-1)

El Betis se ha proclamado campeón de la 102 edición de la Copa del Rey al imponerse por 2-1 al Osasuna en la final disputada en el estadio Vicente Calderón de Madrid. El club verdiblanco ha conquistado su segundo trofeo 28 años despuès de alzar su primera Copa del Rey tras imponerse en la prórroga al cuadro navarro.

Salieron hermanados con la bandera de Madrid 2012 para jugar una final apasionante. Como casi todas. El rigor táctico se fue al limbo para dar rienda suelta a los instintos de los jugadores. Y Osasuna salió peleón. Con ambición y garra. De hecho, Josetxo ya se lo dejó claro a Edu a los 45 segundos.

El duelo se desparramó muy pronto, entre el nerviosisimo y las ganas de vencer de los protagonistas. Pablo García, pese al dolor de su lesión, manejaba a Osasuna y hasta veía portería (por dos veces en cinco minutos, del 3 al 8, probó a Doblas.

El Betis, más agazapada, se encontraba casi cercado por la marea rojilla. Valdo y Puñal tuvieron opciones antes del primer silencio de la afición bética en el Calderón: minuto 22 y falta para Assunçao. El brasileño la lanzó rasa y despejó la zaga. Era el preludio de un mejor Betis, que buscaba la banda de Joaquín, los desmarques de Oliveria. Una fenomenal jugada del internacional 'canarinho' pudo ser el primer gol, pero tras una carrera impresionante disparó fuera.

En la recta final del primer tiempo, el Betis se animó a buscar abrir la lata de la final. Edu y Fernando fueron quienes más se acercaron a Elía, siempre con la sensación de que del Betis, con más renombre y calidad que su oponente, se esperaba algo más. Morales se jugó la segunda amarilla en una entrada a Luis Fernández, pero Pérez Burrull no quiso ser protagonista tan pronto...

Segundo tramo con goles

Arrancó con brío el Betis. Liderado arriba por Oliveira, que se lo guisa y se lo come habitualmente solo, los verdiblancos impusieron su jerarquía. Ante un peleón, aunque limitado, Osasuna, el brasileño del Betis sembró el pánico en el área oponente.

Que si salva Elía, que si cabezazo que se estrella en las mallas por fuera. El beticismo comenzaba a creer en el triunfo, pese a los sustos de Morales, que disfrutó de dos oportunidades de esas que si se fallan, se pagan caro. Serra Ferrer, para ajustar el medio del campo, quitó a Arzu por Varela.

Acción inesperada

Le costó una bronca tremenda del joven canterano saliente, pero el encuentro se volcó del lado sevillano. Además, Aguirre sacó del campo a Morales por aquello de la amonestación y el peligro de roja, en tanto que apareció Milosevic. Pero todos los esquemas, todas las buenas y malas intenciones, se fueron al garete en una acción inesperada.

Fue con un gol/fotocopia de aquél de Etoo al Madrid en el Camp Nou, con la falta de entendimiento entre Roberto Carlos y Casillas. Este vez el pillo fue Oliveira (en Valencia no echan de menos sólo a Benítez) y los que no entendieron, Cruchaga y Elía.

El tanto enloqueció a la mayoría bética en los graderíos del Calderón. Aguirre sacó más artillería (hola Aloisi y David López, adiós Webó y Puñal) y le salió perfecto.

Delporte, tras recibir de Milosevic, se la puso al australiano, quien transportó a la hinchada rojilla hasta las antípodas con su igualada de cabeza y el 'cante' de Doblas. Porque la final la veían perdida los osasunistas y el empate forzó la prórroga. Ya le ocurrió algo parecido al Betis con el Barça en el 97.

Gol de Oliveira (Betis,1-Osasuna,0)

Gol de Aloisi (Betis,1-Osasuna,1)

Gol de Dani (Betis,2-Osasuna,1)

Joaquin: "Se lo dedico a todo el mundo"

Juanito: "No se le puede pedir más a este equipo"

Lopera: "El Betis ha hecho la mejor temporada de su historia"

Serra Ferrer en El Larguero: "He ayudado un poco a engrandecer la historia de este gran club"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?