Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Ciencia y tecnología

El creador de la Wikipedia no descarta de forma rotunda la publicidad

Jimmy Wales declara que la enciclopedia no es "un sitio loco en Internet"

El creador de la Wikipedia, Jimmy Wales, no descarta en un futuro insertar anuncios en la página de la enciclopedia creada por miles de voluntarios en Internet. En una entrevista al periódico The Times, Wales señala que "de momento no hay publicidad pero podría haberla". Pese a esta afirmación, añade que ni la comunidad de usuarios ni él mismo barajan "en estos momentos" llevar publicidad en su página.

"La página tiene poco gastos pero muchas lecturas", señala Wales que sabe que su producto es uno de los más codiciados en el mercado publicitario en la Red. "Hay muchos compañías de publicidad que están muy interesadas aunque hasta el momento no queremos ni nos interesa". Wales, declara en una entrevista publicada en The Times que su fama es un proceso "bastante raro". "Hace unos años era un chico sentado enfrente del ordenador y ahora cuando mando un mail o se publica un artículo en la Wikipedia "se generan miles de titulares por todo el mundo", afirma.

El fundador de la Wikipedia tiene dos caras: una buena y una mala. Por un lado está el fundador de la enciclopedia libre, uno de los modelos de la era Internet, masivo y caritativo que provee de conocimiento gracias a las aportaciones de miles de voluntarios que publican sus conocimientos en la Red.

En contraste, la Wikipedia sería, según un artículo publicado John Seigenthaler, uno de los periodistas del periódico Usa Today , una "irresponsabilidad desarrollada por vándalos voluntariosos con poco intelecto". John Seigenthaler ha sido uno de los perjudicados por la Wikipedia: hace dos semanas descubrió con sorpresa que en esa web se le citaba como "patrocinador directo de los asesinatos de John Kennedy y su hermano Bobby (…), aunque nunca se demostró nada".

Para Wales este artículo, falso, que se insertó en la Wikipedia y desató una tormenta contra la enciclopedia " es el peor artículo publicado" y aunque lo lamenta defiende que el revuelo causado da notoriedad a la página pues significa que a mucha gente le interesa. También recalca que un reportaje de Nature que comparaba a la Wikipedia con la venerada Enciclopedia Británica "llegó justo a tiempo cuando el escándalo del caso Seigenthaler pudo haber dañado gravemente la reputación de la enciclopedia. Fue bueno porque demostró que no es un sitio loco en Internet y que se encuentran cosas muy interesantes".

Con más de dos millones de artículos traducidos en 80 lenguas, escritos por miles de personas, y un tráfico que se dobla cada cuatro meses, Wales afirma que pedir una edición y un control férreo de la web es como "pedirle a un periódico que no sea incendiario".

El fundador de la Wikipedia, de 39 años, señala que "estamos viviendo cambios como los ocurridos en el siglo XIX con la llegada del telégrafo". Pese a los cambios señala que los que auguran el final de los periódicos "están muy equivocados pues todo va a quedarse igual que ahora". Eso sí, afirma que el nuevo periodismo cambiará un poco: "habrá mucha más participación ciudadana al elaborar las noticias y de forma paralela se creará una organización de profesionales para que desarrollen todo el proceso".