BREXITMay retrasará la votación sobre el 'brexit' en busca de más consenso, según la BBC

FALLECIMIENTO DE JESÚS ROLLÁN

Centenares de amigos, entre los que se encontraban los Duques de Palma, dieron el último adiós a Jesús Rollán

Centenares de amigos, entre los que se encontraban los Duques de Palma, y las máximas autoridades deportivas españolas, encabezadas por Jaime Lissavetzsky, secretario de Estado para el Deporte, asistieron hoy al sepelio de Jesús Rollán (Madrid, 1969), que se celebró en el Tanatorio La Paz, de Tres Cantos.

En el último adiós al ex waterpolista olímpico español no faltaron su compañeros de selección, hombres como Manel Estiarte, Jordi Sans, Salva Gómez, Iván Moro, Sergi Pedrerol o Iván Pérez, vestidos de riguroso luto, con rostros desencajados, que buscaban abrazados algún tipo de consuelo.

Rafael Blanco, director general de Deportes y ex presidente de la Federación Española de Natación; Santiago Fisas, consejero de Cultura y Deportes de la Comunidad de Madrid y amigo personal de muchos de los waterpolistas olímpicos, intentaba consolarles.

Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, cuyo organismo sufragaba los gastos del tratamiento al que estaba siendo sometido Rollán, escondía sus ojos bajo unas enormes gafas negras.

El ex seleccionador nacional Joan Jané y su sucesor, Rafael Aguilar; Juan Gerardo Koninckx, presidente de la Federación Española de Natación; el ex tenista Alex Corretja, el ex atleta Colomán Trabado, entre otros, abarrotaban la sala del tanatorio donde anoche quedó instalada la capilla ardiente de uno de los mejores porteros de la historia del waterpolo.

Tampoco faltaron a las exequias representantes de su segunda "patria", como a él le gustaba llamar a los sanabreses. José Fernández Blanco, edil de Puebla de Sanabria, la tierra natal de su madre Pilar y dónde solía pasar las vacaciones estivales, encabezaba una amplia delegación de familiares y amigos procedentes de esa localidad zamorana.

La infanta Cristina y su esposo, Iñaki Urdangarín, a los que Rollán había presentado en los Juegos de Atlanta'96, asistieron al acto religioso que precedió a la incineración. Ambos dieron el pésame a los familiares y departieron unos minutos con muchos de los waterpolistas, a los que les une una estrecha amistad.

Al término de una emotiva homilía, Marcos, el menor de los hermanos de Jesús Rollán, recién llegado de Estados Unidos, dio las gracias a todos los asistentes en nombre de la familia y pidió intimidad para el momento final, la incineración. Una cerrada ovación de todos los que le querían, despidió a Jesús Rollán, doble campeón mundial y oro olímpico en Atlanta'96.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?