¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El delegado del Gobierno en Madrid dimite tras la condena de los policías que detuvieron a dos militantes del PP

Constantino Méndez dice que su decisión es "irrevocable" a pesar de que la sentencia es aún recurrible

El delegado del Gobierno en Madrid, Constantino Méndez, ha anunciado su dimisión dimisión "irrevocable" tras conocerse que la Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a tres policías a penas de cárcel por la detención ilegal de dos militantes del PP tras una manifestación que convocó la Asociación de Víctimas del Terrorismo (ATV) en enero de 2005.

Méndez, quien ha comparecido en una rueda de prensa, ha dicho que "la sentencia no es firme", por lo que la recurrirá y que "no la comparte en absoluto". Su renuncia es por "responsabilidad y en defensa de la profesionalidad de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado".

Además, ha querido subrayar que la sentencia aclara que los policías no recibieron ninguna orden "política" del Ministerio del Interior. "Tal y como confirma la sentencia, nadie, en el ámbito del Ministerio del Interior o de la Delegación del Gobierno en Madrid, ordenó a la policía encargada de la investigación y el esclarecimiento de los hechos, que se actuara de forma predeterminada contra persona alguna", ha subrayado.

Dimisión pedida por Acebes

La dimisión de Méndez había sido solicitada horas antes por el secretario general del PP, Ángel Acebes, quien consideraba al delegado del Gobierno, junto al ministro del Interior, José Antonio Alonso, como "responsables políticos" de la detención ilegal.

Mendez ha reiterado su "confianza en la totalidad de los funcionarios que componen el Cuerpo Nacional de Policía, en su profesionalidad y en su buen hacer".

"Es evidente, salvo para los que desconocen el funcionamiento de nuestras instituciones, que nadie en el nivel político puede ordenar una detención, ni influir en una instrucción policial", ha agregado el ya ex delegado del Gobierno en Madrid, para quien "cualquiera que afirme lo contrario no sólo mentiría sino que calumniaría".

Méndez ha recordado lo ocurrido en aquella manifestación — que se convirtió en una protesta contra la política antiterrorista del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero—. En su opinión, ante unos hechos como los que ocurrieron en esa manifestación, era una "obligación de la policía" averiguar los delitos públicos, practicar las diligencias necesarias para comprobarlos, identificar a los autores, recoger pruebas y ponerlas a disposición de la autoridad judicial.

Méndez: "Mis convicciones democráticas me llevan a presentar mi dimisión irrevocable"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?