El PP se reunió con Batasuna durante la tregua de 1998

La reunión se celebró con gran secreto y en ella participaron Otegi, Barreba, Usabiaga e Iruin

En la tregua del 1998, con el PP en el poder, fue el propio Gobierno de Aznar el que se reunió con los maximos dirigentes de la izquierda abertzale. ETA declaró la tregua el 16 de septiembre. Mes y medio después, el 3 de noviembre, Aznar anuncia que va a abrir contactos con el MLNV, el Movimiento de Liberación Nacional Vasco; terminología utilizada por la izquierda abertzale.

No habían pasado ni tres meses desde la tregua cuando el propio Aznar enviaba una delegación del más alto nivel a reunirse con la dirección de Batasuna. Era el 11 de diciembre del año 98, el secretario general de la Presidencia, Javier Zarzalejos; el número 2 de Interior, Ricardo Martí Fluxa, y el asesor electoral del PP, Pedro Arriola, se reunian en un chalet de la comarca de Juarros, en Burgos con la plana mayor de Herri Batasuna: Arnaldo Otegui, Pernando Barrena, Rafa Diez Usabiaga e Iñigo Iruin.

La reunión duro más de tres horas y se celebró a escondidas. Incluso la Guardia Civil despejó el camino a los representantes de Batasuna, según contaron ellos mismos en el diario Gara. Aznar tardó casi 9 meses en reconocer que se habían reunido con Batasuna, e incluso el entonces portavoz del gobierno, Josep Piqué, aseguró que sólo se reunirian con Otegui si condenaba la violencia. Esto lo dijo dos meses después de la reunion de Burgos.

En aquel momento, Rajoy era ministro de Administraciones Publicas del Gobierno Aznar. El PP asegura ahora que entonces Herri Batasuna no había sido ilegalizada, pero pocos meses antes de la reunion de Burgos Aznar y el resto de dirigentes del PP habían acusado a Otegui y a los demás dirigentes de Batasuna de ser cómplices del asesinato de Miguel Angel Blanco.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?