Las fuertes precipitaciones causan numerosos problemas en Cataluña

Varias carreteras cortadas, tres líneas de tren e incluso complicaciones en el aeropuerto de Reus

La situación en Cataluña no mejora. Las constantes lluvias han dado una pequeña tregua durante la pasada noche, pero hoy han vuelto a arreciar. Hasta media tarde, los bomberos habían hecho 1.700 salidas por problemas relacionados con las trombas de agua, sobre todo en Girona y Tarragona. Actualmente hay nueve carreteras cortadas, todas ellas locales, tres líneas de trenes y hay problemas incluso en las conexiones telefónicas de las compañías Amena y Vodafone.

El número de carreteras donde es imposible la circulación ha aumentado de cinco a nueve, en las provincias de Barcelona (1), Girona (3) y Tarragona (5). En esta última provincia, se teme que se haya perdido la mayor parte de la cosecha de avellana.

En el ámbito ferroviario, actualmente hay tres líneas de trenes con problemas. La que une Barcelona y Valencia está sin servicio por una avería en Salou -localidad en la que más problemas se registran- y no recobrará el funcionamiento hasta mañana a última hora, en el mejor de los casos. La línea Tarragona-Reus, y la que une esta provincia con la frontera en Francia han estado cerradas durante la mañana y ahora sólo circulan al cincuenta por ciento.

Caos circulatorio

En el centro de Barcelona también hay problemas de tráfico, ya que algunos semáforos están averiados en puntos clave de la ciudad condal, como en la entrada de la Diagonal. Y es que, por ejemplo, en el barrio de La Salut el agua llega hasta el metro de altura.

Tampoco funciona con normalidad el tráfico aéreo. Esta mañana un vuelo procedente de Liverpool no ha podido aterrizar en el aeropuerto de Reus, ya que la pista estaba inundada a causa de una ría cercana que se ha visto desbordada.

Activado el 'Plan de Emergencia Química'

Además, la fuerte tromba de agua ha provocado que se activar el 'Plan de Emergencias Químicas' en el polígono sur de Tarragona, por lo que muchas de estas empresas se encuentran con su actividad paralizada completamente.

Ante esta situación, la consejería de Medio Ambiente de la Generalitat ha admitido que hay que mejorar las infraestructuras y que es necesario un rediseño de los planes urbanísticos "para que no surjan problemas cuando haya que desaguar". Sin embargo, el conseller Francesc Baltasar ha recordado que las lluvias caídas en las últimas horas superan a todas las registradas durante el año.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?