La inmigración erosiona al PSOE que reduce su ventaja con el PP, según el Pulsómetro

El PP pasa de cinco a cuatro puntos de distancia

La inmigración sigue siendo la primera preocupación de los españoles. De hecho, está aumentando. El 72% de los ciudadanos lo cita como el principal problema que tiene actualmente España. En este clima de opinión el PSOE sigue perdiendo ventaja con respecto al PP. Ahora es de cuatro puntos, aunque el 53% de los encuestados asegura estar satisfecho con que el PSOE esté actualmente en el Gobierno.

La llegada de personas de otros países se ha convertido en la principal preocupación de la opinión publica y ya es el cuarto pulsómetro con la inmigración como primer problema.

El PSOE acusa el desgaste de la inmigración pero Zapatero incluso se recupera ligeramente del bajón del verano. Su popularidad, 51% sigue siendo alta y el 83% de sus votantes aprueba lo que esta haciendo.

Letra pequeña del Pulsómetro

La estrategia del PP está muy clara y es llegar como sea a las próximas elecciones generales sin derrumbarse. Para ello tienen que mantener la fidelidad de sus votantes que sigue rozando el 90%. Apoyan al partido aunque siguen sin entusiasmo a su lider.

Rajoy sigue teniendo una valoración bajísima: al 62% de los ciudadanos le produce rechazo. Entre los suyos, uno de cada 4 le suspende como líder de la oposición y su nota no pasa de un 6 mientras que Aznar sigue en el 7.

El PP se agarra a la intención de voto que es el dato que más les favorece pero debería tener en cuenta que Zapatero barre a Rajoy en cualquiera de los duelos de la encuesta.

Pulsión de cambio

Además desde esta semana incluimos una pregunta sobre si hay pulsión de cambio en España: fue el primer dato que anunció el fin de Aznar porque desde dos años antes de las elecciones ya había un 50% de españoles que quería cambiar al gobierno del PP.

Ahora mismo, el PSOE puede estar tranquilo: sólo el 30%, es decir los votantes del PP, cree necesario que los populares vuelvan al gobierno. El 55% piensa que al menos de momento no hay motivos para el cambio.

Hay un dato curioso: el 36% de los españoles no está satisfecho con el cambio pero sólo el 30% quiere que vuelva el PP; o sea que hay un 6% de descontentos con el PSOE que no votarían al PP.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?