¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Egipto sospecha que una escultura de un museo de Barcelona pudo salir ilegalmente del país

El Gobierno del país quiere enviar un grupo de expertos para examinar la pieza

El Gobierno egipcio quiere enviar a Barcelona un grupo de expertos en arte y arqueología para examinar una escultura que representa a una mujer, propiedad de la Fundación Jordi Clos, y que se halla expuesta en el Museo Egipcio de Barcelona. Las autoridades sospechan que pudiera haber salido de manera ilegal de aquel país.

Se trata de una pieza del Imperio Antiguo (5ª Dinastía faraónica, fechada alrededor del año 2.500 años antes de Cristo), que representa a una mujer llamada Nefert, esposa de un noble, realizada en piedra caliza policromada de unos 43 centímetros de altura. La estatua ha sido utilizada para confeccionar carteles del Museo y puede ser vista en su página web dentro del apartado dedicado una exposición temporal titulada Damas del Nilo.

El secretario General del consejo Supremo de Antiguedades, el doctor Zahi Hawass, ha asegurado a la Cadena SER que la pieza podría haber sido sacada de manera ilegal del país o ser una copia. Para aclara el caso, que conoce la justicia de aquel país, ha pedido que se permita la vista de un grupo de expertos. Es más, el Gobierno egipcio ha solicitado de manera formal ayuda para recuperar la pieza.

En la nota que ha enviado a esta emisora, Hawass señala que la estatua de Nefert es idéntica a una que él mismo encontró durante una excavación en Giza, excavación de la que él mismo es responsable.

Comprada en Suiza

Un portavoz de la Fundación Clos, propietaria de la pieza asegura que la escultura fue comprada de buena fe a una galeria suiza especializada, importada legalmente, declarada en la aduana y pagado el IVA correspondiente.

Asegura que el 13 de marzo de este año se informó a la Embajada Egipcia en España que, representantes de los propietarios de la pieza, se entrevistaron en El Cairo con autoridades de aquel país y que entonces se comprometieron a devolver la escultura si se demostraba que es falsa. Según esa comunicación, prometieron hacerlo de manera inmediata, incluso renunciando a la indemnización que, por ley internacional, les correspondería.

Cargando