FÚTBOL / REAL MADRID

Cassano, apartado del Real Madrid por insultar a Capello

El delantero italiano del Real Madrid, Antonio Cassano, ha sido apartado "temporalmente" de la plantilla del Real Madrid por un acto de indisciplina. El italiano tuvo un altercado con su compatriota y entrenador, Fabio Capello, que le ha costado quedarse fuera del grupo.

Cassano no ha entrenado esta mañana con el equipo blanco. Lo ha hecho en solitario. El italiano protagonizó un 'encontronazo' con Capello tras el partido ante el Nástic de Tarragona, en el que no jugó ni un solo minuto. Esto ha provocado que el director deportivo del club, Pedja Mijatovic, haya comunicado al jugador la decisión de apartarle del grupo. Desde el Real Madrid hablan de una "falta de respeto" del futbolista hacia su entrenador, lo que, además de apartarle, le supondrá "la correspondiente sanción económica que estipula el régimen interno del club".

Por lo que parece, Cassano pudo insultar al técnico madridista y le reprochó su ausencia en el equipo, alegando que él le había ayudado a integrarse en el vestuario blanco.

El panorama vuelve a oscurecerse para Cassano en el Real Madrid. Pese a su mala temporada pasada, donde apenas jugó acusado de sobrepeso, este año parecía que volvía a recuperar la sonrisa de la mano de su 'padre deportivo', Fabio Capello. Sin embargo, Cassano no cuenta en los onces en los últimos partidos y esto le llevó a encararse con su entrenador el pasado sábado. De momento, el suceso le va a salir caro al delantero de Bari.

La Junta Directiva le abre expediente

La Junta Directiva del Real Madrid, que se reunió esta tarde en las instalaciones del estadio Santiago Bernabéu con carácter Ordinario, informó de la apertura de un expediente sancionador al jugador italiano Antonio Cassano, apartado temporalmente de los entrenamientos del primer equipo por la dirección general deportiva como consecuencia de un acto indisciplinario contra el entrenador protagonizado el pasado sábado después del encuentro ante el Nástic.

El portavoz de la Junta, Miguel ngel Arroyo, explicó además que, en principio, Cassano estará sancionado y, por tanto, apartado de la plantilla, hasta que se resuelva el expediente, que se tramitará "con urgencia", pero que tardará al menos un par de semanas. "Se espera el informe del director deportivo y el del entrenador, así como la propia versión del futbolista para resolver el asunto", dijo.

Cassano, por tanto, podría estar fuera del equipo como mínimo quince días porque el portavoz aseguró que el expediente puede ratificar "o ampliar" las medidas cautelares adoptadas por el director general deportivo, Pedja Mijatovic, a propuesta del técnico Fabio Capello.

Arroyo aseguró que la resolución del expediente tendrá "un carácter sancionador y ejemplificante" porque la Junta Directiva concede especial relevancia al mantenimiento del "principio de autoridad" como referente de unos nuevos valores que cree perdidos en los últimos años en el club blanco.

"Queremos aplicar códigos de conducta que creemos han sido superados y esperamos que este tema tenga un efecto positivo sobre jugadores y afición, y sea una muestra de la nueva cultura de esta Junta Directiva", añadió.

El portavoz, que calificó la actitud de Cassano con su técnico de "ostensiblemente agresiva y descortés", destacó la "transparencia" con la que se ha resuelto el asunto. "Se ha hecho pronto oficial porque no hay ánimo de oscurecer esta situación. Creemos que lo que se ha hecho responde a un criterio directivo importante, el de mantener el principio de autoridad y, además, con una gran inmediatez en la adopción de medidas", apuntó.

Arroyo explicó que Mijatovic fue el encargado de transmitirle la decisión al jugador personalmente y que posteriormente el director deportivo informó a la Junta Directiva de las medidas cautelares adoptadas.

No es la primera vez

La de hoy, no es la primera vez en la que Antonio Cassano es apartado de un equipo, ya que en su último año en la Roma tuvo problemas hasta con sus propios compañeros. Sólo se hablaba con Totti, con el que también después discutió, y estuvo apartado mucho tiempo sin jugar, hasta que en el invierno de 2005 recaló en el Real Madrid.

Por el momento, se desconoce el tiempo que el jugador estará sin trabajar con el grupo, pero la sanción se trata de una de las más graves en los últimos tiempos de la entidad. Sólo se encuentra el precedente del francés Nicolás Anelka, cuando también fue apartado del equipo y suspendido de empleo y sueldo, en marzo del año 2000, tras negarse varios días a ejercitarse con el grupo.

Mijatovic en 'El Larguero': "Cassano piensa que tiene razón. No hay caso Ronaldo"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?