Dos menores chantajeaban a otros grabándoles con webcam

Arrestadas otras dos personas que utilizaban a los menores para falsificar tarjetas y efectuar compras y ventas ilegales en Internet

La Guardia Civil ha detenido en Crevillente (Alicante) a dos menores que crearon un virus informático que conseguía activar las cámaras web de los ordenadores de otros jóvenes, a los que grababan en situaciones comprometidas. Después, les amenazaban con difundir las imágenes, incluso en ocasiones les llegaban a pedir dinero a cambio de su silencio.

También han sido detenidas otras dos personas que utilizaban a los menores arrestados, por sus conocimientos en informática, para falsificar tarjetas de crédito y efectuar compras y ventas ilegales a través de Internet, según la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil.

Las investigaciones se iniciaron durante el verano del año pasado, cuando una conocida empresa informática denunció ante el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil el ataque realizado por un grupo de hackers a sus sistemas informáticos para sustraer información confidencial de la compañía. Tras el análisis de los datos aportados, se identificó el apodo de uno de los sospechosos y se inició un seguimiento de su actividad en la Red que se prolongó durante varios meses, ya que utilizaba múltiples identidades, robadas a personas que nada tenían que ver con los hechos denunciados.

Los agentes le detuvieron en Madrid y posteriormente identificaron al supuesto responsable del grupo: un chico de 17 años que fue detenido tras registrar su domicilio en la localidad alicantina de Crevillente. Además, se comprobó que el arrestado, junto a otro menor, también detenido en esa localidad, había diseñado un plan para la obtención de imágenes comprometidas de otros alumnos y alumnas de los centros docentes de Crevillente.

Virus indetectable

Aprovechando que mantenían contactos con estos jóvenes a través de Internet, infectaron los ordenadores de decenas de ellos con un virus indetectable que ellos mismos habían creado, con el que conseguían activar las cámaras web de sus víctimas grabándolas en situaciones comprometidas. Con la información obtenida, coaccionaban y amenazaban a sus compañeros, llegando incluso a exigires determinadas cantidades de dinero para no hacer públicas determinadas imágenes.

El cuarto arrestado, residente en Madrid y experto en fraudes con tarjetas de crédito, podría haber obtenido más de 60.000 euros comprando y revendiendo todo tipo de bienes que adquiría en Internet, como televisiones, ordenadores, jamones y lotería de Navidad. Esta persona se valía del conocimiento informático de los menores para obtener información confidencial y poder utilizar las tarjetas que conseguía por la Red. A cambio, los menores recibían pequeñas compensaciones, como recargas de móviles y pagos de servicios de Internet.

Un programa para eliminar el troyano

Para evitar futuros casos relacionados con el virus creado por los menores detenidos, la Sección de I+D del Grupo de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, junto con técnicos de la empresa de seguridad informática CYBEX, han desarrollado un programa capaz de detectar este troyano y eliminarlo de cualquier ordenador infectado. Esta herramienta puede ser descargada de forma gratuita desde la dirección www.gdt.guardiacivil.es.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?