¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Parlamento Europeo rechaza el arranque masivo de viñas propuesto por Bruselas

La medida implicaba arrancar 400.000 hectáreas de viñedo y abandonar la producción en las zonas menos competitivas

El pleno del Parlamento Europeo (PE) ha rechazado el arranque masivo de viñas propuesto por la Comisión Europea (CE) en su proyecto para reformar la Organización Común de Mercado (OCM) del vino.

La Eurocámara ha aprobado por mayoría su dictamen sobre la reforma de la OCM del vino, en el que se opone a la idea más polémica propuesta por Bruselas: fomentar el arranque de 400.000 hectáreas de viñedo y el abandono de la producción en las zonas menos competitivas.

Sin embargo, la Eurocámara no ha apoyado algunas enmiendas presentadas por eurodiputados españoles: una relacionada con la continuidad de las ayudas al mosto y otra en la que pedían que el reparto de los fondos para la OCM entre países se haga según criterios históricos, según explicaron fuentes parlamentarias.

El Parlamento no tiene poder de decisión en agricultura, pero debe ser consultado sobre la reforma. El voto de hoy no es vinculante, pero tiene valor político de cara a la negociación de la OCM. Además, el proyecto actual sobre la reforma no es la propuesta legislativa para modificar esta regulación. Está previsto que la Comisión haga público el texto legal en mayo o junio, así que no será hasta el segundo semestre cuando los ministros de Agricultura negocien la OCM.

2.400 millones para fomentar el arranque de viñedos

Aunque la Comisión propuso que el arranque de los viñedos fuese de carácter voluntario, promovió una partida de 2.400 millones de euros para fomentar el abandono en las zonas menos competitivas. Y esa es una de las razones por las que el pleno del Parlamento rechazó la idea de Bruselas sobre el arranque.

El informe aprobado hoy por la Eurocámara dice que el abandono de viñas debería ser una decisión del productor y la medida debería limitarse a zonas montañosas o insulares, que producen caldos con indicación geográfica o para aquellos productores que obtienen vinos con salidas comerciales. El texto recomienda que cada país fije un tope máximo de arranque por zonas.

La reforma propuesta por la CE mantiene el presupuesto actual para la OCM (1.268 millones de euros para toda la UE) y prevé que los fondos se repartan entre países por "sobres nacionales". La eurodiputada socialista griega, Katerina Batzeli, encargada de defender el texto, se ha mostrado satisfecha por el voto del PE. La ponente cree que el Parlamento se muestra favorable a mantener la "sostenibilidad" del sector y contrario a medidas drásticas como el arranque. Batzeli ha indicado que las medidas que reclama la Eurocámara acentúan la necesidad de dar más valor a los vinos europeos y potenciar la calidad.

Cargando