¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Ofensiva legal y tecnológica de Microsoft contra copias ilegales de Windows

La compañía ha incluido en los ciclos de actualización de XP un programa que comprueba si el sistema procede de una copia legal

Los usuarios de Windows XP serán invitados desde Mañana a descargar una actualización del sistema operativo que incluye una nueva versión la herramienta de validación de Windows original (conocido como WGA, sus siglas en inglés), que comprueba si la copia de XP es legal. Quienes no pasen el examen recibirán desde ese momento avisos sobre los problemas de seguridad derivados de usar una copia pirata, y recomendaciones para adquirir un sistema operativo válido.

La inclusión de WGA en los ciclos de actualización de Windows es una de las tres patas en las que se apoya la estrategia del gigante informático para proteger su propiedad intelectual y fomentar la transición hacia copias legales del sistema. Rosa García, presidenta de Microsoft, ha presentado hoy en Madrid el Plan de Protección al Cliente de Windows, que incluye acciones informativas y legales, además de las tecnológicas, para fomentar el uso de software legal.

García explica que esta es una iniciativa a tres o cuatro años, “seria y consensuada”, en la que Microsoft “no va a actuar de forma individual, sino que se unirá a organismos educativos, organizaciones de consumidores, empresas del sector y socios tecnológicos” con el objetivo de reducir la piratería de software en un 10%, pasando desde el 46% actual según datos de la BSA (agrupación que reúne a los principales fabricantes de programas informáticos) al 36%. De alcanzar esta meta, el sector podría llegar a ingresar 2.600 millones de euros más, y las arcas públicas recaudarían 450 millones adicionales en impuestos, según la compañía informática.

Microsoft asegura que en España existen 100.000 copias ilegales de Windows. En algunos casos se trata de copias pirata adquiridas con pleno conocimiento, pero en otros el propietario del ordenador cree que usa una copia legal cuando en realidad no es así, pues han sido engañados por su distribuidor. En ambos casos existen mayores riesgos de seguridad ?el 57% de los programas que permiten la validación de una copia pirata instalan en el ordenador software malicioso, según la compañía- y un peor rendimiento del ordenador.

Para poner remedio a estas situaciones y reducir el número de copias ilegales Microsoft invertirá medio millón de euros en los próximos meses, y ha recuperado a Txema Arnedo ?que ha trabajado en los últimos años en la sede de la empresa en Redmon (EE UU) en los programa de satisfacción de cliente e investigación de mercados- para que dirija el plan de desarrollo de propiedad intelectual de la multinacional. Arnedo ha explicado esta mañana que de los más de un millón de ordenadores vendidos cada año en nuestro país un 9% lleva un Windows pirata sin que sus compradores lo sepan, algo “que no sólo perjudica al consumidor, sino que además crea una situación competitiva injusta para los distribuidores legales”.

Comprobaciones cada 120 días e instalación opcional

El aspecto de esta campaña que afectará más directamente a los usuarios de Windows es la comprobación de autenticidad que desde mañana se incluye en las actualizaciones periódicas del sistema operativo. Hasta ahora WGA era una aplicación que el usuario de XP debía ir a buscar a Internet ?Microsoft ofrece ciertos productos sólo a los clientes que demuestran la autenticidad de su sistema operativo-, pero ahora será el programa el que vaya en busca del usuario.

Cuando éste compruebe si existen actualizaciones para XP ?en Vista el sistema de validación está integrado en el sistema- se le ofrecerá la posibilidad de instalar WGA. Si el usuario de Windows decide no pasar el test el programa de validación volverá a ofrecérsele pasados 120 días.

Al usuario de copias legales se les informará sobre la validez de su sistema operativo, y éste quedará marcado como auténtico, lo que permite acceder a determinado software de Microsoft, descargas gratuitas o asistencia técnica. WGA detectará también las copias legales pero no activadas ?sistemas operativos que no han llevado a cabo un proceso a través de Internet requerido por Microsoft-, y las pirateadas. En tanto que no resuelva esta situación, el usuario recibirá mensajes recomendándole que lo haga, tanto en la pantalla de inicio de sesión como en el escritorio. Estos mensajes irán a más transcurridas dos semanas desde que WGA detectó la copia ilegal.

Microsoft se ha comprometido a facilitar a los usuarios de Windows estafados por su distribuidor una copia legal del sistema operativo, para lo que el usuario deberá presentar una factura de compra, los discos que contienen las falsificaciones, y rellenar un informe de la compañía.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?