¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Arzobispado justifica el cierre de la 'parroquia roja' de Madrid

Los párrocos anuncian que seguirán trabajando con los necesitados "hasta que nos echen"

El Arzobispado de Madrid, que dirige Antonio María Rouco Varela, ha justificado esta mañana el cierre de la llamada 'parroquia roja' de Vallecas, en la que durante décadas se ha atendido a personas marginales y que será clausurada porqué, según dice la jerarquía de la Iglesia, "no se ajusta a la doctrina". Los párrocos han anunciado en la Cadena SER que van a seguir trabajando con los desfavorecidos en la zona y lo harán en la misma parroquía "hasta que nos echen".

En un comunicado emitido esta mañana, el Arzobispado dice que la actividad que hasta ahora venía realizando la parroquia San Carlos Barromeo "se va a reforzar", ya que será un centro dirigido por Cáritas el que gestione el servicio social que el centro venía prestando hasta el momento en el barrio de Entrevías.

Explica que en 1985 la parroquia fue "eximida de las responsabilidades pastorales", pero muchos de los parroquianos no entienden de burocracia, y han mostrado su desacuerdo por este cierre. Segun el Arzobispado, los feligreses seguirán siendo atendidos en las parroquias limítrofes.

En los micrófonos de la Cadena SER, los párrocos Javier Baeza y Enrique de Castro -el histórico 'cura rojo'- se han referido a la decisión del arzobispo Rouco Varela. Reprochan a la jerarquía católica su "desconocimiento" de la liturgia que se practica en San Carlos Barromeo, al "no haber ido nunca a celebrar con nosotros la proclamación de la fe".

"La parroquia no es el edificio, somo la gente"

En cuanto a que "no se ajustan" a la liturgia y doctrina de la Iglesia, los párrocos señalan que han "adaptado la realidad de la gente a sus propias circunstancias", y ponen como ejemplo la celebración de la comunión del domingo con bollos, dulces o panes elaborados por las feligresas en vez del tradicional pan y vino.

Sin embargo, a pesar del anuncio del Arzobispado, anuncian que continuarán trabajando en la labor social y lo seguirán haciendo en la parroquia de Entrevías "hasta que nos echen". "Y entonces, buscaremos otro lugar al lado para seguir trabajando", porque, como han señalado, "la parroquia no es el edificio, sino la gente que la componemos".

Los párrocos de la 'iglesia roja' de Vallecas defienden su labor cristiana ante el posible cierre anunciado por el Arzobispado

Cargando