¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Supendidos de empleo y sueldo los cinco Mossos d'Esquadra investigados por infligir malos tratos a detenidos

Las supuestas agresiones fueron grabadas por las cámaras de seguridad de la comisaría de Les Corts, en Barcelona, sin que los agentes se percataran

Cinco Mossos d'Esquadra han sido suspendidos de empleo y sueldo mientras se les investiga por supuestos maltratos a detenidos en el cuartel de Les Corts (Barcelona). Los hechos se produjeron en un periodo de 15 días en el que tuvieron lugar dos actos de violencia que fueron denunciados por el director general de la Policía de la Generalitat, Rafael Olmos. El jefe policial tuvo conocimiento de los acontecimientos a través del video de una cámara de la comisaría, cuya existencia no era conocida por los agentes.

En el primer caso registrado intervinieron un cabo, un mosso y dos agentes en prácticas que habrían golpeado con las manos a un detenido tras llevarlo hasta el cuartel. En el otro, es una agente la que golpea, también con sus propias manos, a una detenida. Según Olmos ya existían sospechas de que en la comisaría de Les Corts se producían episodios de este tipo, por lo que en enero, tras su nombramiento, puso en marcha una investigación interna.

La investigación demostró, según el director de la Policía de la Genralitat, que "el 99,9%" de los procedimientos del centro -por el que han pasado unos 21.000 detenidos desde su inauguración- "han sido correctos", pero "hemos tenido que lamentar dos hechos puntuales" que él mismo denunció y que salieron a la luz gracias a que en el interior de la comisaría existen más de 30 cámaras, alguna de ellas situadas en lugares desconocidos para los agentes, y que en este caso hicieron "su trabajo" y grabaron las secuencias.

De hecho, se tuvo conocimiento de uno de los casos el pasado 5 de abril, cuando se realizó un visionado de las cámaras de seguridad instaladas en Les Corts. Posteriormente, Olmos remitió ambos casos a la Fiscalía, una "medida excepcional para un hecho excepcional".

En este sentido y para evitar nuevos incidentes como los que se están investigando, Olmos ha decidido que se instalen "de forma inmediata" 40 nuevas cámaras en la comisaría de Les Corts, que se sumarán a las 31 que ya existen. Los nuevos equipos controlarán las celdas -aunque de forma que no lesionen la intimidad del detenido- y las zonas de registro, en las que hasta ahora no había cámaras. Además, aumentarán los mandos policiales en la comisaría para controlar mejor la situación del centro de detenidos.

1.243 denuncias en 10 años.

Rafael Olmos recordó que en los últimos 10 años han contabilizado 1.243 denuncias relacionadas con los Mossos d'Esquadra, de las que siete siguen pendientes de resolución judicial, entre ellas el caso de supuesta agresión a un joven en la comisaría de Les Corts después de un incidente en la cercana discoteca "Bikini".

Además, la división de asuntos internos de los Mossos d'Esquadra tiene abiertos 78 expedientes disciplinarios, 28 de ellos en proceso de investigación, 16 a la espera de resolución judicial y 11 por bajas laborales, aunque se trata en muchos casos de procedimientos administrativos.

Por su parte, el secretario general de Interior de la Generalitat, Joan Boada, aseguró que su departamento "no tolerará de ningún modo ningún tipo de actuación irregular", y que los casos detectados son "minoritarios" y "muy puntuales", porque los Mossos d'Esquadra es "un cuerpo profesional y excelente".

Cargando