TENIS

Nadal vence a Federer y se adjudica su tercer Roland Garros

El tenista español Rafael Nadal conquistó su tercer título consecutivo de Roland Garros, segundo grande de la temporada, tras imponerse al suizo y número uno del mundo, Roger Federer, por 6-3, 4-6, 6-3 y 6-4, en un partido completísimo del manacorí que supo marcar los tiempos y superar a su rival en todas las facetas.

El mallorquín necesitó tres horas y diez minutos para superar por 6-3, 4-6, 6-3 y 6-4 al número uno del mundo y convertirse en el primer jugador con tres entorchados consecutivos en la ''Ciudad de la Luz'' desde que lo consiguiera Bjorn Borg, que encadenó cuatro cetros (1978-1981).

Nadal recibió su tercera Copa de los Mosqueteros de manos de Gustavo Kuerten, el último tricampeón en París y abortó por tercer año consecutivo el asalto de Federer al ''Grand Slam''. No en vano, fue su verdugo en las semifinales de 2005 y en la final del pasado año.

El número dos del ranking ATP volvió a confirmar su supremacía en tierra batida, donde encadenó 81 victorias -récord en cualquier superficie- de abril de 2005 al pasado mes de mayo, precisamente ante Federer, dejando por el camino a rivales como Lleyton Hewitt, Novak Djokovic o Carlos Moy, vencedor en 1998.

Inicio igualado

El encuentro comenzó muy igualado, con ambos jugadores midiendo al extremo sus golpes para evitar conceder ventajas a su adversario. Federer, apelando al triunfo en la final de Hamburgo, fue el primero en pasar al ataque al disponer de dos bolas de ''break'' en el cuarto juego, que Nadal solventó sin problemas.

El número uno del mundo estaba firmemente decidido a llevar el mando y dispuso de otras cinco bolas de rotura en el sexto juego, momento en que el manacorí echó mano de su potente derecha para solventar sus apuros.

La fortaleza mental estaba siendo una de las mejores armas del balear que en el séptimo juego arrebató el servicio a Federer y se puso por primera vez por delante en el choque (4-3). Ese ''break'' marcó el punto de inflexión de la manga, pues aunque el suizo tuvo otras tres bolas de rotura -diez en el set-, Nadal era invencible en condiciones de extrema necesidad.

Así, el balear se llevó el parcial (6-3) al resto y haciendo valer la primera bola de set que tuvo después de 51 minutos de contienda en los que su rival cometió 15 errores no forzados y sólo fue capaz de meter el 38 por ciento de sus primeros saques.

Reacción de Federer

En la segunda manga, el guión fue el mismo, pero el desenlace favoreció al otro protagonista. Nadal llevó la iniciativa y gozó de cuatro ocasiones de ''break'', pero Federer se defendió con firmeza, consciente de que sus opciones pasaban por ganar este set.

El helvético amarró su enésima opción de rotura en el séptimo juego (4-3) y dictaminó el devenir de una manga en la que Nadal salvó cuatro bolas de set en el noveno, pero no pudo dar la réplica a ese ''break'' del jugador de Basilea.

Con un set para cada uno, el balear saltó a la cancha más metido en el partido que nunca. Su superioridad era notable y consiguió silenciar por primera vez a la hinchada suiza, que soñaba con un título inédito para su país y para su campeón.

El manacorí encauzó el partido, y el título, en el segundo juego de un tercer set que se resolvió con mayor facilidad que los anteriores, pues Nadal, enchufado limitaba las opciones de juego del centroeuropeo.

La cuarta manga fue un ''paseo'' para el balear

Salvar una bola de ''break'' en el segundo juego, le hizo aún más fuerte y le permitió romper el servicio a un Federer dubitativo en el tercero (2-1). No tuvo que hacer mucho más para sentenciar el duelo en la primera de las tres bolas de partido que tuvo.

A Federer, que cometió 60 errores no forzados en su octava final consecutiva de un ''grande'' -récord histórico- le queda el consuelo de haber sido el único jugador en esta cita en arrancar un set a un Nadal que intentaba emular a Ilie Nastase (1973) y Bjorn Borg (1978 y 1980), únicos ganadores sin perder un set.

Sin embargo, no pudo impedir que el mallorquín entre en el selecto club de los vencedores en tres o más ocasiones, que lidera Borg -seis títulos-, y en el que también inscriben sus nombres los franceses Henri Cochet (cuatro) y René Lacoste (tres), el sueco Mats Wilander, el checo Ivan Lendl y el carioca Kuerten, todos con tres.

Rafa Nadal: "Ha sido un sueño volver a ganar aquí"

Nadal tras proclamarse campeón en París

Entrevista en 'El Larguero' a Rafa Nadal

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?