¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los franceses deberán pagar cuatro euros por acto médico para frenar el deficit de la Seguridad Social

El Gobierno francés debe atacar el agujero negro en el que se ha convertido la seguridad social francesa. Pese al crecimiento económico más sostenido, el déficit tendrá este año 4.000 millones de euros de desviación respecto a lo presupuestado y se elevará a más de 12.000 millones de euros.

Se anuncia un plan de ahorro por el que los ciudadanos deberán pagar casi 400 millones anuales hasta 2009 mediante una serie de medidas: la más inmediata y espectacular elevar a 4 euros la cantidad a abonar por los actos médicos que se realicen en un día como, por ejemplo, acudir a la consulta de su médico de cabecera. Si no disponen de él, la seguridad social les reembolsará menos por la consulta de un especialista y no les pagará los medicamentos si no aceptan que les receten genéricos. A cambio, bajarán las tarifas de los análisis y radiografías y se incrementará la lucha contra el fraude.

Todo ello se podría completar en otoño, según ha confirmado el primer ministro, François Fillon, con la introducción de una franquicia médica por la que el paciente asumirá, en función de sus ingresos, el coste de la asistencia médica hasta una cierta cantidad. Una medida que es rechazada por los sindicatos por considerarla discriminatoria.

Hay que tener en cuenta que el sistema francés es diferente al español: el paciente puede elegir el médico que quiera pero la seguridad social le reembolsa sólo un parte de la factura si no acude a un ambulatorio público.

Cargando