MOTOCICLISMOMarc Márquez gana en Japón y conquista su quinto título de MotoGP

Un empresario próximo al PP organizó la protección de los tránsfugas Tamayo y Sáez

El presidente del Grupo Intereconomía Corporación, Julio Ariza, le encargó a su escolta que protegiera a los diputados socialistas días antes del 'tamayazo' que impidió que IU y PSOE gobernaran en Madrid

El ex escolta de Julio Ariza, en la imagen difuminado, el 27 de junio de 2003, protegiendo al tránsfuga Tamayo. /

El presidente del Grupo Intereconomía Corporación, Julio Ariza, empresario próximo al PP, organizó la protección de los tránsfugas Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez hasta que consumaron su traición al PSOE en la Asamblea de Madrid. El ex escolta de Ariza ha señalado a la Cadena SER que días antes del 10 de junio de 2003 su jefe le ordenó participar en la vigilancia de ambos diputados y que participó en el traslado y protección de los tránsfugas una vez se ausentaron de la Cámara regional e impidieran la investidura de Rafael Simancas en beneficio de Esperanza Aguirre. Esta emisora se ha puesto en contacto con Julio Ariza y con el Grupo Intereconomía para recabar su opinión, y han declinado hacer cualquier declaración.

Ariza le encargó a su escolta que formara parte del equipo de seguridad que se encargó de ocultar a los diputados socialistas. Lo hizo unos días antes de la fallida votación del 10 de junio de 2003 en la Asamblea de Madrid, de la que se ausentaron los tránsfugas, impidiendo que PSOE e IU gobernaran en Madrid.

José María Calzada, que así se llama este escolta, ha confirmado a esta redacción que participó en el dispositivo de seguridad que se organizó para ocultar aquellos días a Tamayo y Sáez. En concreto reconoce que estuvo en el equipo que trasladó y ocultó a los tránsfugas en una ocasión: el 27 de junio de 2003, 17 días después de que los diputados se ausentaran de la Asamblea de Madrid.

Pero la seguridad de los tránsfugas se puso en marcha mucho antes de ese 27 de junio de 2003. Calzada, escolta personal de Julio Ariza durante 3 años, hasta enero de 2006, reconoce que su jefe le advirtió de que debería participar en su protección unos días antes del 10 de junio de 2003. Añade, además, que en aquellos días eran frecuentes las reuniones entre Julio Ariza y José Luis Balbás, padrino político de los tránsfugas y líder entonces de una corriente interna del PSOE llamada 'renovadores por la base'.

La detención de Expósito, también adelantada por la Cadena SER

No es la primera información que la Cadena SER ofrece sobre el dispositivo de seguridad que protegió y ocultó a Tamayo y Sáez en esos días inciertos de junio de 2003. Cuando los tránsfugas traicionaron al PSOE en aras de no se sabe muy bien qué intereses, ni qué contrapartidas, a finales de 2005, esta emisora adelantó que la Guardia Civil había detenido a José Antonio Expósito, jefe de este dispositivo de seguridad, por hacerse pasar por agente del Centro Nacional de Inteligencia.

José Antonio Expósito fue detenido por la Guardia Civil, acusado de falsedad documental y usurpación de funciones públicas: se hacía pasar por agente del CNI. Durante el registro de su domicilio, el instituto armado se incautó de un diario en el que este escolta relataba como se pusieron en contacto con él para que se encargara de la protección y vigilancia de Tamayo y Sáez días antes de que se ausentaran de la votación de la Asamblea de Madrid, impidiendo que Rafael Simancas se convirtiera en el nuevo Presidente de la región. En sus declaraciones judiciales, Expósito vinculó con este encargo a Dionisio Ramos, ex alto cargo del PP en Madrid y que en aquella época era el gerente de la Universidad Complutense.

En ese diario, Expósito detallaba de su puño y letra que había contado para ese trabajo con la colaboración de "Chema", apelativo que empleaba para dirigirse a José María Calzada, chofer y escolta personal de Julio Ariza en aquellos días. Ambos llegaron a mantener una relación de amistad cuando trabajaban juntos en Intereconomía. Ahora las cosas han cambiado, José María Calzada trabaja y reside fuera de Madrid y ha demandado a Expósito por un presunto delito de estafa.

¿Quién es Julio Ariza?

Julio Ariza, ex diputado del PP y presidente del grupo Intereconomía Comunicación, cuenta además con unas magníficas relaciones con los miembros más importantes de la Iglesia Católica española. Pasa por ser uno de los grandes amigos del arzobispo de Madrid, el cardenal Rouco Varela y su grupo de comunicación edita el semanario ultra católico ALBA. Ariza ocupa, según el Registro Mercantil, cargos en casi 30 empresas.

A casi todas ellas se incorpora en los últimos siete años, los que han pasado desde que abandonó la política y se trasladó a Madrid para comenzar su carrera empresarial. En Barcelona fue diputado del PP durante casi una década, de la mano de Vidal Cuadras. Ambos dejaron el Parlament tras el pacto entre Aznar y Pujol que impuso un cambio de rumbo en la derecha catalana.

De aquella etapa se recuerdan, por ejemplo, sus fervorosas defensas de la política de la derecha más radical, especialmente en materia de aborto o derechos civiles. Por ahí camina la línea editorial de los medios que controla: el semanario 'Época', la cadena de radio 'Intereconomía' y el confidencial 'Libertad Digital' de Federico Jiménez Losantos, en el que figura hasta ahora como apoderado, según el Registro.

José María Calzada, ex escolta de Julio Ariza: "Yo hasta el 31 de enero trabajaba para él"

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?