¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Detenido el presunto autor de la muerte de un joven en una reyerta entre neonazis y antifascistas en el metro de Madrid

La policía local ha identificado a uno de los heridos en la reyerta que se encuentra hospitalizado como el presunto autor del apuñalamiento del joven muerto

Grupos radicales protagonizaron hoy una nueva batalla campal en el metro de Madrid en la que participaron jóvenes de ideología neonazi y antifascista. El balance fue un menor de edad fallecido tras recibir una puñalada en el corazón y otras cuatro personas, entre ellas un joven en estado grave, tuvieron que ser trasladadas a distintos centros hospitalarios de la capital por sufrir heridas de arma blanca. La policía local ha identificado a uno de los heridos en la reyerta que se encuentra hospitalizado como el presunto autor del apuñalamiento del joven muerto.

La pelea se originó en el interior de la estación de metro de Legazpi, al sur de la zona centro de Madrid, al mediodía de hoy, y, según señaló el portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, el origen pudo tener que ver con la manifestación convocada por las Juventudes de Democracia Nacional en el distrito de Usera de la capital, bajo el lema ''Contra el racismo anti español, contra la inmigración''. Según los propios organizadores, la concentración estaba autorizada por la Delegación del Gobierno en la capital.

El Samur-Protección Civil tuvo que instalar un hospital de campaña en las inmediaciones de la citada estación por la que confluyen 2 líneas de metro, para atender a diversos heridos, ya que, además del menor fallecido tras recibir una puñalada en el corazón, y por el que las autoridades sanitarias no pudieron hacer nada, otra persona resultó herida de gravedad, también por arma blanca, y otras tres tuvieron que ser trasladadas a distintos hospitales de Madrid.

Uno de los heridos en la contienda, un joven de unos 20 años que se encuentra en estado grave, presenta un neumotórax provocado por las diversas puñaladas que recibió y, por ello, fue trasladado al hospital Doce de Octubre. Por su parte, otro que había sufrido cortes diversos fue llevado por una ambulancia a la Clínica de la Concepción al oeste de la capital y su pronóstico es moderado. Los otros dos jóvenes ingresaron también en el Doce de Octubre con heridas de arma blanca.

El consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, Alfredo Prada, informó de que la Policía Local procedió a la inmediata identificación del presunto autor de la muerte del joven, ya que se trata de uno de los heridos que se encuentran hospitalizados.

El joven fue detenido "inmediatamente" con la intención de que preste declaración lo antes posible en comisaría y pase a disposición judicial "en breve espacio de tiempo", agregó.

Botellazos y crisis de ansiedad

Además, al menos otras ocho personas fueron atendidas por cortes y otras nueve, ajenas a la pelea de los radicales, sufrieron fuerte escozor en los ojos causado previsiblemente por gases lacrimógenos. Por otro lado, un policía recibió un botellazo durante la pelea y tuvo que recibir los cuidados de los profesionales sanitarios desplazados hasta el lugar de los hechos, al igual que un vigilante del Metro que presentaba una crisis de ansiedad y un joven que, al parecer, se cayó por las escaleras del suburbano durante la reyerta.

El consejero de justicia y Administraciones Públicas y presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Alfredo Prada, se apresuró a condenar el trágico suceso, ya que, en su opinión los actos de los grupos radicales "rompen el espíritu de Madrid como comunidad abierta, solidaria e integradora donde cabe absolutamente todo el mundo".

Unas 500 personas antifascistas protestan en la Puerta del Sol por la muerte del joven

Cerca de 500 personas que se declaran antifascistas se han concentrado esta tarde en la Puerta del Sol de Madrid para protestar por la muerte del joven ocurrida en la estación de Legazpi. En el acto de Sol se corearon consignas como "Los fascistas son los terroristas", "Viva la lucha de la clase obrera", "Madrid será la tumba del fascismo", entre otras. En la protesta se empujó, hasta echarles fuera del grupo de los manifestantes, a los cámaras y fotógrafos que intentaban cubrir la manifestación bajo el grito "Televisión manipulación".

Cargando