Se supera el número de víctimas por violencia de género de 2006

Un hombre de 78 años, con una orden de alejamiento, mata a su esposa y se entrega a la Guardia Civil

Un hombre de 78 años se ha entregado esta tarde a la Guardia Civil tras asesinar con un arma blanca a su esposa, de 76, en el domicilio de su hija, situado en la localidad cántabra de Puente Arce, en el municipio de Piélagos. Con este crímen, ya son 73 las mujeres que han perdido la vida a manos de sus parejas en lo que va de 2007 (aunque aún hay cuatro casos en estudio). Esta cifra supera en cinco víctimas la de 2006, donde fueron 68 las mujeres muertas a causa de la violencia de género.

La última fallecida había presentado el pasado 25 de octubre una denuncia contra su marido por amenazas y éste no podía acercarse a ella a menos de 200 metros, según ha informado la Delegación del Gobierno en Cantabria. Éste es el segundo homicidio por violencia doméstica que se registra este año en Cantabria, después del asesinato de una mujer colombiana el pasado 7 de mayo.

Según informó la Delegación del Gobierno en Cantabria, los hechos han ocurrido en torno a las 14.00 horas, cuando tras presentarse el agresor en casa de su hija, acabó con la vida de su esposa, a la que agredió con un arma blanca.

El domicilio matrimonial está situado en Santander, si bien la víctima residía junto a su hija desde hacía varias semanas.

El agresor, M.R.G., es vecino de Santander y tiene 78 años de edad, mientras que la víctima, B.S.F., tenía 76 años de edad, también vecina de Santander aunque, como se ha indicado, residía desde hace varias semanas en la vivienda familiar que su hija tiene en Puente Arce.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?