Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Sociedad

Polémica en torno a la conferencia de David Irving en Barcelona, defensor de tesis pronazis

La conferencia ha tenido que ser grabada y vigilada por los Mossos que entregarán al juez la grabación de Irving para determinar si hubo delito

Los Mossos d'Esquadra entregarán en las próximas horas al juzgado la grabación de la conferencia que el historiador revisionista David Irving ha ofrecido hoy en la librería Europa de Barcelona para determinar si ha cometido alguna infracción penal.

En este acto, que ha sido registrado por la policía catalana por orden de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Irving ha negado que el dictador alemán Adolf Hitler ordenara o incluso tuviera conocimiento del exterminio judío que se produjo durante el nazismo y ha dicho que durante la dictadura nazi no murieron seis millones de judíos, sino "dos o tres".

El objetivo de la Fiscalía, que examinará en las próximas horas la grabación, es conocer si durante la conferencia, a la que apenas han asistido una quincena de personas, al margen de los periodistas, se ha incitado a la xenofobia o se ha justificado el genocidio, delitos que están recogidos en el Código Penal.

Condenado a tres años de cárcel en 2006

Y es que Irving fue condenado en 2006 a tres años de prisión tras cuestionar que Hitler dirigiese un plan sistemático para exterminar a los judíos en Europa, durante dos intervenciones públicas en Austria en 1989.

Esta condena le llevó a pasar varios meses en una cárcel de Viena, desde la que insistió en la negación del Holocausto judío.

Irving fue repatriado a Gran Bretaña en diciembre del pasado año tras cumplir un tercio de su condena y quedar en libertad condicional.

Protesta de un centenar de jóvenes

La presencia de Irving en Barcelona ha provocado la protesta de un centenar de jóvenes antifascistas, que han recorrido las calles del barrio de Gracia, donde está situada la librería Europa, bajo la pancarta "Vila de Gracia, vila antifascista" y al grito de "nazis no".

Los Mossos d''Esquadra han organizado un amplio dispositivo policial que ha permitido blindar todos los accesos a la librería que regenta Pedro Varela, evitando así que los manifestantes pudieran aproximarse a la misma.