¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Ana Botella asegura que la Ley del Aborto "no se cumple en ningún sentido"

"Todos han visto esas escenas realmente espeluznantes de niños de siete meses en las trituradoras", dice la teniente de alcalde

La teniente de alcalde y delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, se ha sumado hoy a la campaña lanzada de nuevo y con fuerza por los grupos conservadores contra la Ley del Aborto, aprobada en 1985. La esposa de José María Aznar ha asegurado que la ley que regula la práctica de abortos en España "no se cumple en ningún sentido" y ha sostenido que el PP "no contempla" la posibilidad de una nueva normativa que regule las interrupciones voluntarias del embarazo por plazos.

En una entrevista esta mañana a la Cadena SER, Botella ha señalado que todos los ciudadanos han visto "esas escenas realmente espeluznantes de niños de siete meses de gestación en las trituradoras".

"Esto nos tiene que llevar a una reflexión. Me produce sonrojo pensar que aquí al lado hay un niño de siete meses en una trituradora", ha afirmado la teniente de alcalde, que ha recordado que el presidente del PP, Mariano Rajoy, se postula a favor de que la Ley actual se cumpla.

La polémica en torno a la Ley del Aborto surgió a raíz del descubrimiento en Barcelona de una trama dedicada supuestamente a la práctica de abortos ilegales, especialmente en mujeres en avanzado estado de gestación. El caso, que está bajo onvestigación judicial, fue destapado por un reportaje de la televisión danesa y se investigó en España tras una querella presentada por E-cristias.

Una "caza de brujas" en Madrid

Al calor de este caso, dos clínicas han sido suspendidas por supuestas irregularidades en Madrid y algunas trabajadoras de los centros han sufrido agresiones en la calle y amenazas de muerte. Estas actuaciones judiciales despertaron las críticas de plataformas que apuestan por el derecho al aborto libre y gratuito y que denuncian el acoso policial a las clínicas abortistas, al tiempo que las clínicas que practican abortos llevaron a cabo una semana de huelga. En la Comunidad de Madrid, gobernada por el PP, las clínicas hablan de una auténtica "caza de brujas".

En esta región se han recogido ya más de 2.000 escritos de autoinculpación de mujeres y hombres por haber abortado o por haber colaborado en una interrupción de embarazo. Esta semana se han entregado en el juzgado, como se está haciendo en otras ciudades. En el polo opuesto, la organización cristiana que presentó la demanda de Barcelona defiende que los abortos sólo se hagan en centros públicos, ya que cree que esta es la única garantía de que se cumpla la ley.

Ana Botella: "Creo que todos hemos visto en estos últimos meses esas escenas espeluznantes de niños de siete meses en las trituradoras"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?