¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Zapatero repite a los jóvenes el "no os fallaré"

Ningunos de los dos candidatos a la presidencia han opinado sobre sus respectivas intervenciones en el debate televisado que los enfrentó ayer

Fue la frase con la que José Luis Rodríguez Zapatero agradeció el apoyo recibido por los españoles cuando ganó las elecciones el 14 de marzo de 2003. Iba dirigida a un sector muy concreto, a los jóvenes, con los que se ha reencontrado en un mitin celebrado hoy en la Universidad Carlos III de Getafe, en Madrid. "No os fallaré", ha vuelto a transmitir Zapatero desde su tribuna tras garantizar a su auditorio que él no intentará engrandecer el papel de España en el mundo mediante una guerra como la de Irak, contra la que muchos de ellos se manifestaron, sino con un aumento de la igualdad de oportunidades. Ni él ni su ponente y líder del PP, Mariano Rajoy, han opinado sobre el debate que los enfrentó ayer.

Temas como la inmigración o el respeto a las diferentes opciones sexuales y su derecho a unirse han funcionado en Getafe como un resorte. Cuando Zapatero ha definido a España como un país "en el que cada uno puede casarse con quien quiera y descasarse cuando quiera", ha activado la reacción de sus jóvenes oyentes, que se han levantado de sus asientos para ofrecerle una marea de aplausos.

Sin tantos aplausos, pero con igual entusiasmo, se han escuchado en la estación del ferrocarril de Ourense las palabras del líder del PP, Mariano Rajoy. El popular ha recordado el Plan Galicia, según él, calificado de "mierda" por el gobierno actual y ha lanzado su propuesta al asegurar que celebrará "un consejo de ministros en Galicia para relanzar el plan que el gobierno de España ha paralizado". El escanario ha obligado a tocar el manido tema de la alta velocidad y Rajoy se ha comprometido a que si gana las elecciones "todas las ciudades de Galicia estará comunicadas por AVE".

El peso de las políticas sociales

A cientos de kilómetros de Ourense, Zapatero ha recordado a los jóvenes algunos puntos fuertes de su gobierno. Pero ni siquiera la renta de emancipación aprobada en la última legislatura, que proporciona a los jóvenes una ayuda de 210 euros mensuales para el pago del alquiler, ha podido competir con algunas de las apelaciones del presidente en materia de inmigración. "Os pido que os sintáis orgullosos de un país que integra cada día a más gente", ha instado Zapatero a su auditorio.

En ese auditorio se encuentra gran parte del voto potencial que el PSOE intenta movilizar en los últimos días previos a la cita electoral. De ahí el esfuerzo del candidato socialista por plantear ante los jóvenes las políticas sociales y educativas que motiven el próximo domingo un paseo hasta las urnas.

Un guiño a los abuelos

Frente a un pabellón lleno de universitarios, la defensa de su política educativa era una cuestión en la que estaba obligado a detenerse. Pero el presidente ha tirado de creatividad en su discurso y, lejos de liarse la manta a la cabeza con un sinfín de cifras, ha aprovechado la ocasión para agradecer una herencia.

"Quiero hacer una defensa de las generaciones de nuestros padres y nuestros abuelos que no tuvieron acceso a la educación", ha recordado el jefe del Ejecutivo. Zapatero ha recordado que ellos "entregaron su trabajo y su esfuerzo para que esta generación tenga acceso a los estudios como cualquier país avanzado del mundo".

Cargando