El líder de Manos Limpias, Miguel Bernard, implicado en un caso de corrupción urbanística en Murcia

El líder de Manos Limpias conocía la trama del presunto cobro de comisiones por parte del ex diputado popular Juan Morales en Totana

El Secretario General de Manos Limpias, una organización ultraderechista dedicada a denunciar casos de corrupción, conocía la trama del presunto cobro de comisiones ilegales por parte del ex diputado popular Juan Morales en el ayuntamiento de Totana, en Murcia. Además, Bernard asesoró a un empresario imputado para que no fuera apartado de las negociaciones.

Durante la investigación policial, Miguel Bernard asesoró a un empresario implicado que iba a ser apartado de la operación. En el sumario judicial figuran conversaciones telefónicas y fotografías que demuestran la relación entre Miguel Bernard y el empresario imputado.

El máximo representante de Manos Limpias conocía la trama del presunto cobro de comisiones ilegales por parte del ex diputado popular Juan Morales en el Ayuntamiento de Totana, Murcia. En particular, estaba al corriente de una comisión de más de tres millones de euros: la que negociaba una empresa gallega con el político a cambio de favores urbanísticos en el municipio. Un dinero que, presuntamente, iba a recibir Juan Morales entonces diputado del PP y presunto cabecilla de esta trama. Así se refleja en las conversaciones intervenidas por la Guardia Civil volcadas en el sumario que el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, Julián Pérez Templado, tiene sobre la mesa.

Según el contenido del sumario, el empresario, intermediario en Madrid en el negocio de las comisiones, se puso en contacto con el Secretario General de Manos Limpias, Miguel Bernard para que éste le ayudara a presionar a Morales y no ser apartado de las negociaciones entre el político y la empresa que haría el pago millonario.

Durante la investigación policial, Miguel Bernard le pidió a su amigo empresario que le entregara la documentación de la que disponía. Tuvo varias conversaciones y encuentros donde el empresario le mostró correos electrónicos junto a documentos que comprometían a Morales con el cobro de la comisión ilegal. Una vez analizada la documentación, Bernard le propuso que amenazara con poner una querella ante la fiscalía, presionar con filtrarlo a la prensa, e incluso, enviar una carta al alcalde de Totana, advirtiendo de que el sindicato Manos Limpias había tenido conocimiento de la trama. Cualquiera de las opciones de Bernard, según se desprende del sumario, tenían un objetivo; que el empresario no fuera apartado del negocio.

El empresario fue detenido el pasado mes de diciembre por la Guardia Civil en el aeropuerto de Barajas. La Cadena SER se ha puesto en contacto con Miguel Bernard, Secretario General de Manos Limpias, que incurre en contradicciones pero termina reconociendo su relación con el empresario imputado.

¿Quién es Miguel Bernard?

Miguel Bernard Remón fue secretario general de Fuerza Nueva y del Frente Nacional, partido de Blas Piñar. Fue funcionario del ayuntamiento de Madrid y asesor del polémico concejal del distrito Centro, Ángel Matanzo, famoso por el cierre de discotecas, teatros y sex shops.

Bernard Remón trató de entrar en política presentándose a las elecciones al Parlamento Europeo en 1994 con un partido similar al de Le Pen en Francia. Un año después, inspirándose en el modelo italiano, creó el autodenominado, sindicato Manos Limpias.

Con el objetivo de denunciar la corrupción, el autodenominado sindicato no tiene representatividad ni delegados. Manos Limpias se autofinancia, según su secretario general, y contaría con varios miles de afiliados cuya identidad se desconoce.

Desde su primera denuncia contra varios cargos socialistas por la gestión de la Expo de Sevilla, Manos Limpias ha realizado centenares de demandas, casi semanales, contra los más variopintos asuntos desde el PSOE y el PNV, el juez Garzón, los fabricantes de la Viagra o los presidentes de todos los clubes de fútbol. La gran mayoría de sus denuncias han sido rechazadas.

Hasta hoy, se han admitido a trámite las lanzadas contra la plataforma ciudadana Nunca Mais, contra la mesa y el presidente del Parlamento Vasco, Juan María Atutxa, y la última, contra siete consejeros de la Generalitat catalana.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?