Venta de fotos por el pueblo saharaui

Una veintena de bares de España acoge una muestra de imágenes que retratan la vida de los refugiados en los campos de Tinduf

Además de lugares para tomar una copa y gratos para conversar -como decía Gabinete Caligari- 25 bares de toda España comparten desde hoy una iniciativa solidaria. Estos locales van a ceder sus paredes hasta el próximo 30 de junio para albergar las 15 fotografías de la exposición Refugiados en el desierto, una serie de imágenes sobre la vida de los refugiados saharauis que malviven en los campos de Tinduf, en una zona del desierto argelino llamada El Infierno.

La valla, La profesora, Corral o Duna son los títulos de algunas de las preciosas imágenes en apoyo del pueblo saharaui que han retratado los fotógrafos José Antonio Bautista, Íker Amas y Juan Carlos Rincón. "Son fotos con fuerza, lo que se ha querido es hacer llegar lo que hemos visto allí", según el presidente de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS), José Taboada, para quien lo importante de esta iniciativa es "difundir para solucionar". La muestra también está organizada por el Festival de Cine del Sáhara.

Niños detrás de una valla, pequeños en fila india camino de la escuela, mujeres a la sombra de una casa y "el color del desierto", destaca Óscar Cubillo, organizador de esta exposición, son algunas de las imágenes que se puede contemplar ya en bares de Madrid, Alicante, Cuenca Gijón, Granada, Santa Cruz de Tenerife, Logroño, Miranda de Ebro (Burgos), Palma de Mallorca, Pamplona, Rincón de la Victoria (Málaga), Salamanca, Segovia, Soria, Valencia y Valladolid. También se han sumado el Ayuntamiento de Navaluenga (Ávila) y la Cruz Roja de Soria.

A 45 euros la foto

Para quien pise estos bares y quiera comprar una de las fotos expuestas -todas cuestan 45 euros y tienen un formato de 42x29,7 centímetros-, es tan sencillo como pedir una caña. La foto que nos guste se paga en la barra y cuando acabe esta exposición simultánea, el 30 de junio, se harán copias de los pedidos y el propio local se pondrá en contacto con el comprador. Eso sí, todo el dinero recaudado se empleará en la infraestructura que precisa la CEAS para ayudar a los saharauis. Cubillo espera que con el dinero obtenido puedan comprar "un camión" para distribuir mejor la ayuda a los refugiados en la caravana humanitaria de septiembre que llegará a Tinduf. Si sobra dinero, se empleará en "paneles solares o semillas", añade exultante Cubillo.

Los organizadores del evento denuncian que "desde hace 33 años", cuando España se marchó de su última colonia, los saharauis viven refugiados en los campos de Tinduf. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados nunca ha podido contar a los refugiados, que ascienden, según el Polisario, a 160.000, mientras que Rabat asegura que no superan los 100.000. Buena parte de ellos se instalaron allí en 1975, cuando España entregó el Sáhara Occidental a Marruecos y Mauritania, pero otros muchos permanecen en la antigua colonia. En esas condiciones han levantado sus "escuelas, hospitales, granjas y huertos".

Cubillo insiste en que todo el proceso, desde que se pague en un bar por una foto, hasta que el dinero se emplee en la caravana de ayuda a los saharauis es "absolutamente transparente".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?