¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Deterioro económico

El ladrillo lleva a la bolsa a mínimos de los dos últimos años

Las principales inmobiliarias caen con fuerza tras la suspensión de pagos de Martinsa-Fadesa

La confirmación de la suspensión de pagos de Martinsa-Fadesa y los problemas en Wall Street han abierto la espita de las ventas entre los inversores ante la percepción de que lo peor de la crisis está por venir y con las principales inmobiliarias, lastradas por grandes volúmenes de deuda y un mercado estancado, cayendo con fuerza. Una avalancha de malas noticias que han llevado al Ibex 35 a perder la cota de los 11.000 puntos, algo que no se veía desde principios de 2006.

Concretamente, a pocos minutos de la una de la tarde, el selectivo español cedía un 4,30% hasta los 10.950 puntos con todos sus valores en negativo frente acentuando las caídas del resto de las plazas europeas por la exposición del mercado español a la crisis inmobiliaria.

De hecho, los valores del Ibex que más caían eran las constructoras e inmobiliarias por el efecto de la suspensión de pagos de Martinsa-Fadesa y con los bancos de invitados de piedra en la debacle. Mención especial merece el Popular, uno de los principales acreedores de la inmobiliaria presidida por Fernando Martín con una participación de 400 millones en la deuda de más de 5.200 que pesa sobre la compañía, que se depreciaba un 7,3% a la misma hora a pesar de confirmar en un comunicado remitido a la CNMV que no tendrá que realizar provisiones adicionales por este motivo a las publicadas a principios de año.

Corredor: "No es una buena noticia"

En este orden de cosas, la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, ha admitido que la suspensión de pagos de Martinsa-Fadesa, la inmobiliaria con más activos y suelo del mercado español y con unas obras en marcha que acumulan un valor superior a los 3,1 millones de euros, "no es una buena noticia".

El euro vuelve a sobrepasar los 1,60 dólares

Las dudas sobre la crisis crediticia en Estados Unidos y la frialdad con la que Wall Street recibió ayer el rescate de las dos principales hipotecarias del país, Fannie Mae y Freddie Mac, han recrudecido la debilidad del dólar en los mercados de divisas, donde el euro ha vuelto a sobrepasar la barrera de los 1,60 dólares que ya rebasó el pasado mes de abril.

Asimismo, el mercado de divisas apuesta porque el presidente de la Reserva Federal mostrará hoy ante el Senado una renovada preocupación respecto a los efectos de la renovada incertidumbre financiera sobre el crecimiento de la economía el país, lo que alejaría las subidas de tipos de interés.

Además, el dólar registraba descensos frente a otras divisas como el dólar australiano, ante el que bajaba hasta 98,27 centavos, su nivel más bajo desde 1983, mientras que caía hasta 104,97 yenes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?