Qué fue de: Benny Hill, el inglés más insolente de la tele

Alfred Hawrhorne Hill comenzó su carrera animado por su abuelo, su desvergonzado show le acompañaría hasta el final de sus días en 1992. Su tumba fue profanada en busca de joyas.

Un fotograma del show de Benny Hill

Alfred Hawrhorne nació en Southhampton en 1924. Vivió la Segunda Guerra Mundial, entre 1939 y 1945, fuera de su ciudad natal debido a los bombardeos alemanes. Después de la guerra y antes de lanzarse al humor, Alfred Hawrhorne fue lechero y conductor.

Su abuelo le animó a dejar esos trabajos para dedicarse al music hall o el cabaret. Para ello le cambió el nombre y le bautizo como Benny, en honor su humorista favorito, Jack Benny. Las actuaciones de Hill se representaban en teatros, clubs nocturnos o cabarets.

El salto a la tele

En 1949, con los inicios de la televisión, Hill comenzó a trabajar. El programa Hi there acogía de manera intermitente sus sketchs. Poco después comenzaría su propio programa El Show de Benny Hill. Ante el éxito de sus bromas de mal gusto, en 1955 se pasó a la BBC.

Más de diez años aguantaría Alfred Hawrhorne las críticas a su programa. Varios cómicos de los 80, tachaban el show de sexista por lo que, en 1969 terminaría su colaboración con la cadena pública. El show, que llegó a ser tabú en Gran Bretaña, fue comprado por Thames Television y ahí permanecería hasta 1989.

Pero las características persecuciones, la música pegadiza, las mujeres explosivas y los hombres ávidos de sexo, rebasarían las fronteras del Reino Unido. El Show dio la vuelta al mundo e hizo a Hill famoso.

Antes de que su programa le hiciera millonario, Alfred Hawrhorne había participado en dos famosas películas. En 1968 interpretaría al fabricante de juguetes del famoso musical Chitty, chitty, Bang, Bang. Más adelante, en 1969, actuaría junto a Michael Caine en The Italian Job. Película de la que en 2003 se hizo un remake.

De visita por España

Benny Hill nunca abandonaría su show que estuvo en emisión hasta 1989. En España, fue a principios de los 90 cuando una recién nacida Telecinco importó el programa. El éxito en nuestro país fue inmediato y para contentar a los fans, el humorista hizo una visita poco antes de morir.

El programa presentado por Emilio Aragón, VIP Noche acogería en 1990 a Benny Hill como invitado estrella. Aprovechando el viaje, el humorista visitó varios programas, entre ellos Las noches de Tal y Tal, donde tuvo una pequeña trifulca a bofetadas con el presentador del programa, Jesús Gil y Gil. Esta visita a nuestro país precedió el lanzamiento de su World Tour, en 1991, la última actuación del cómico.

La salud no acompañaba a Benny Hill

La salud de Benny Hill estaba muy deteriorada a principio de los 90. El cómico superaba los 100 kilos de peso y después de varios infartos, los medicos le recomendaron en 1992 que perdiera peso y que se operara pero el cómico se reía de ellos. Benny Hill tuvo que ser ingresado en varias ocasiones y en febrero de 1992, Micahel Jackson, fan del humorista, acudió al hospital para darle fuerza.

La visita del cantante fue en vano porque meses después Benny Hill moriría. El 24 de abril de 1992 su cuerpo fue encontrado frente a la televisión en su casa de Teddintong. El cómico de 68 años había muerto cuatro días antes. Benny Hill no estaba casado y a pesar de que intentó casarse en dos ocasiones, ambas mujeres rechazaron al humorista que acabó muriendo acompañado del medio que le encumbró, la televisión.

La herencia de Hill

Su fortuna, que se estimaba en 10 millones de libras, cerca de 15 millones de euros, quedó repartida entre sus sobrinos. Una leyenda negra decía que Benny Hill se había enterrado con un montón de joyas por lo que su tumba en el cementerio de Hollybrook fue asaltada. Los ladrones son los únicos que saben los secretos que Hill se llevó a la tumba porque al día siguiente allí no quedaba nada, sólo el cuerpo del cómico que volvió a ser enterrado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?