Últimas noticias Hemeroteca

Qué fue de: Sloth, el monstruito que devoraba chocolate en Los Goonies

Escena de la película Los Goonies

Una película mítica: chavales en busca de un tesoro, una panda de forajidos, cuevas, piratas y muchas aventuras. Son los Goonies. Uno de los hermanos mafiosos era deforme, gritaba mucho y le encantaba el Chocolate. John Matuszak alcanzó la fama con esta incursión en el mundo del cine.

Los aventureros Goonies en versión comic

No era actor pero sí famoso

Su voluminoso cuerpo, su fuerza y su fama dieron la oportunidad a Matuszak de saltar del mundo del rugby al de Hollywood un gran cambio. Pero antes de ser el hermano mafioso más feo del cine, Matuszak había sido un gran deportista.

Desde joven su constitución física le ayudó para resaltar como jugador del fútbol americano, un deporte muy semejante al rugby. En 1973, con 23 años, John Matuszak medía 2 metros y pesaba 127 kilos y comenzó a jugar como defensa de los Houston Oilers.

Los éxitos con el balón le proporcionaron a Tooz, su mote como jugador, una esplendorosa carrera en el fútbol americano. Fue fichando de un equipo a otro y consiguió ganar la Super Bowl en dos ocasiones. La última en 1981 cuando se retiró tras haber participado en nueve temporadas y 123 partidos de fútbol.

A la sombra de las drogas

La carrera deportiva de Matuszak se vio ensombrecida por el supuesto uso de drogas. En su autobiografía, el deportista y actor mantiene que tomaba calmantes y narcóticos de manera continuada en la época en la que se dedicaba al deporte profesional. En 2005 la NFL, la Liga Nacional de Fútbol estadounidense, le encumbró al top 5 de los chicos malos del deporte americano.

Del estadio a los estudios de Hollywood

Al inicio de la década de los 80, tras retirarse del mundo deportivo, Matuszak comenzó su particular carrera como actor. Películas y series marcaron su periplo actoral que se inició con un papel de futbolista en 1979.

Si ninguna duda, su papel más relevante, ha sido el de Sloth, el deformado hermano Fratelli, la familia de delincuentes que perseguían a los osados goonies. Cinco horas de maquillaje hicieron posible la transformación del deportista en simpático monstruo. Pero Sloth mantuvo el alma de futbolero del actor que lo encarnaba, en un guiño al balón de rugby, el deformado personaje llevaba una camiseta de uno de los equipo de Matuszak, los Oakland Raiders.

El éxito de Sloth proporcionó años dorados a Matuszak que apareció en varias series como MASH, El Equipo A o Corrupción en Miami.

La despedida de un hombre grande

Su prematura muerte, con tan solo 38 años a causa de un infarto, en 1989, sugirió que el abuso de drogas había debilitado el tejido cardiaco del deportista. A pesar de ello, el nombre de Matuszak ha pasado a los anales de la fama. Muchos le recordarán por haber sido el hombre más fuerte del mundo en 1978 y otros por haber ganado en dos ocasiones la Super Bowl. Pero sin ninguna duda, todo el mundo recuerda a ese pequeño monstruo con buen corazón, problemática familia y una gran afición por el chocolate.

Noticias relacionadas

  • El corto papel de hermano feo, deforme y un tanto bestial de los mafiosos Fratelli en Los Goonies hizó que el deportista John Matuszak alcanzara la fama internacional.
Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?