Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Cultura

cerrar
QUÉ FUE DE...

Qué fue de: La niña de Poltergeist

Aterrorizó a medio mundo con sus gritos y avisos sobre fantasmas. "Ya están aquí", repetía insistentemente Carol Anne. Dijeron que la película estaba maldita y en ella la maldición se hizo realidad

Aterrorizó a medio mundo con sus gritos y avisos sobre fantasmas. "Ya están aquí", repetía insistentemente Carol Anne. Dijeron que la película estaba maldita y en ella la maldición se hizo realidad

La joven Heather O?Rourke llegó al cine por casualidad. Tuvo una época dorada tras rodar la terrorífica Poltergeist pero poco meses después de grabar la tercera entrega de la saga, la maldición que pesaba sobre la película cayó sobre ella.

La casualidad hizo que Heather O?Rourke comenzara su carrera cinematográfica. Su hermana mayor grababa una película en los estudios de MGM y la pequeña Hetaher la acompañaba en los descansos. Su cara angelical y sus rubios cabellos llamaron la atención de Steven Spielberg, escritor de la historia y del guión, que vio en la pequeña de 5 años a la protagonista de una nueva película sobre fantasmas.

Las pruebas de Heather no convencieron a Tobe Hooper, director de la primera entrega, pero Spielberg insistió. Tras un primer intento fallido, Spielberg llevó un libro de historias de miedo para aterrorizar a la pequeña. La fórmula funcionó, los gritos y las lagrimas de O?Rourke pasaron la prueba.

Una película horrible

En 1982 se estrenó Poltergeist. La película llena de efectos especiales, con una trama terrorífica y convincentes actores, se transformó en un blockbuster. La historia de una familia que se traslada a una casa aparentemente ideal puso los pelos de punta a toda la generación de los 80 que durante una época se mostraban reticentes a ver la pantalla de televisión sin sintonizar.

"Ya están aquí" repetía insistentemente la pequeña Carol Anne, papel interpretado por Heather O?Rourke. El éxito de la cinta hizo que se rodaran dos secuelas, una en 1986 y otra en 1988. Ninguna de ellas sería dirigida por el director de la primera entrega pero en todas aparecía la pequeña Carol Anne con sus inquietantes miradas y su suave voz.

Los fantasmas la llevaron a la tele

Tras el éxito de las películas, Heather O?Rourke comenzó a moverse en el ambiente televisivo. Sus apariciones en series famosas como Webster, Chips o Happy Days se hicieron regulares.

Pero detrás de Poltergeist existía una leyenda negra. A pesar de contar con la mejor medium de la historia del cine, Tangina no pudo preveer el oscuro destino de Carol Anne.

Tocada por la maldición

Después de rodar la primera entrega comenzaron los rumores de que el rodaje estaba maldito. Realidad y ficción comenzaron a mezclarse y una leyenda basada en el guión de la segunda entrega que explicaba las presencias que Carol Anne sentía por una maldición y un cementerio indio, rodearon a los actores.

Incidentes en el rodaje y la muerte de tres de los actores principales otorgaron un halo de misterio a la película que favoreció su fama. Parecía que Heather se había salvado del hechizo pero unos meses después de finalizar el rodaje de la tercera película el mundo se daría cuenta de que el aciago destino también acompañaba a Carol Anne.

El 1 de febrero de 1988 moría Heather O?Rourke, con doce años, a causa de un infarto asociado a una enfermedad congénita. La maldición se cumplió y aunque Carol Anne no volverá a inquietarnos con sus fantasmas, 20 años después de su muerte se está hablando de un remake de la película original. El reverendo y sus fantasmas "han vuelto" para aterrorizar al mundo de nuevo.