J.K.Rowling consigue impedir la publicación de una enciclopedia de Harry Potter

Tanto Rowling como Warner Brothers demandaron en 2007 ante un juzgado de Nueva York a la editorial RDR Books, por tratar de publicar "Harry Potter Lexicon", escrito por un fan de la saga

Tanto Rowling como Warner Brothers demandaron en 2007 ante un juzgado de Nueva York a la editorial RDR Books, por tratar de publicar "Harry Potter Lexicon", escrito por un fan de la saga

La escritora británica J.K. Rowling, creadora de la saga literaria de Harry Potter, ganó hoy un juicio que impedirá la publicación de una enciclopedia sobre el universo del joven mago, que fue elaborada por un fan. Tanto Rowling como Warner Brothers -productora de las películas basadas en sus novelas- demandaron en 2007 ante una corte de Nueva York a la editorial RDR Books, por tratar de publicar "Harry Potter Lexicon", escrito por Steven Vander Ark.

El juez de la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York Robert Patterson, dictaminó hoy que la publicación de ese glosario, que contenía lugares, personajes y términos relacionados con las aventuras de Harry Potter, habría producido un daño irreparable a Rowling como escritora.

Añadió que la editorial no había conseguido probar el "uso justo" del texto y que, para tratarse de una guía de referencia, abusa del trabajo creativo de Rowling, por lo que impuso a la editorial una compensación por daños de 6.750 dólares, o 750 por cada uno de los siete libros publicados por la autora británica.

Derecho del autor a proteger su creación

El pasado abril, Rowling manifestó ante el juez que su intención con esta demanda era hacer valer el "derecho del autor a proteger su creación" y agregó que si se permitía la salida del libro al mercado, "las compuertas se abrirían" y estaría en peligro el trabajo de otros creadores como ella.

"¿Somos los propietarios de nuestro propio trabajo?", se preguntó la autora durante su intervención en el tribunal federal que preside Patterson.

Escrito por un fan de la saga

Steven Vander Ark, un apasionado de Harry Potter de 50 años y bibliotecario en un pueblo de Michigan, lamentó al testificar ante el juez la controversia que se había generado y las críticas que debía aguantar, al tiempo que defendió que su única intención era que el libro sirviera de ayuda a otros devotos seguidores de Harry Potter.

Rowling, de 42 años, publicó en 1997 la primera entrega de la saga que la hizo famosa y millonaria, "Harry Potter y la piedra filosofal", y desde entonces las aventuras del niño mago se han publicado en cerca de 60 idiomas y se han vendido unos 400 millones de ejemplares.

La autora británica expresó en alguna ocasión su admiración por la página web que inició y dirige Vander Ark desde hace unos ochos años sobre el léxico utilizado en el mundo que creó Rowling, pero ésta no veía con buenos ojos que ese contenido se recopilara en un libro y se vendiera por 25 dólares.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?