Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Deportes

Atracón de medallas para España en la sexta jornada de los paralímpicos de Pekín

El equipo español ha sumado este viernes 13 medallas más, entre ellas seis de oro, con lo que asciende al séptimo puesto del medallero

REUTERS / El Atleta Español Abderraman Ait Kamouch medalla de plata en 1500 m.

Los Juegos Paralímpicos de Pekín 2008 superaron hoy el ecuador en una sexta jornada de competición histórica que concluyó con un atracón de 13 medallas para España, entre ellas seis de oro, y con el debut exitoso del ciclismo en carretera.

A falta de cinco días para la clausura de los Juegos Paralímpicos, España asciende del undécimo al séptimo puesto del medallero, con un total de 43 metales (12 oros, 17 platas y 14 bronces), y se ha colado en un grupo con Ucrania, Australia y Rusia que se batirán por la cuarta plaza, ya que China, Gran Bretaña y Estados Unidos marchan destacados en los tres primeros lugares.

Los ciclistas aportaron seis medallas (tres de oro), siempre en contrarreloj; los nadadores lograron cuatro (dos oros) en un Cubo de Agua que volvió a ser mágico, mientras que la boccia se despidió de los Juegos Paralímpicos con otros dos metales y el atletismo engordó el saco español con un bronce.

Después de un día de descanso y con las cuatro medallas del velódromo en la recámara, los ciclistas españoles rodaron bajo un sol de justicia por un circuito de 12,7 kilómetros próximo a las Tumbas Ming, situadas en el noroeste de Pekín y lugar donde están enterrados 13 emperadores de la dinastía Ming. En total, España cosechó tres oros, dos platas y un bronce.

Éxito de los ciclistas

Todos los ciclistas españoles coincidieron en destacar la dureza del circuito, que incluía en su recorrido subidas, bajadas y tramos técnicos, además del calor sofocante que reinó en toda la mañana.

Vicente Arzo inauguró la escalada de éxitos de los ciclistas españoles en la contrarreloj y abrió el recital con una plata en la categoría de "handike" (bicicleta de mano).

El ciclista castellonense, que tiene sus dos piernas parcialmente amputadas después de que le estallara una bomba mientras apagaba un fuego cuando hacía el servicio militar, se quedó a 20 segundos de la medalla de oro y al final de la carrera se mostró satisfecho porque los favoritos acabaron por detrás de él.

Después vinieron las medallas de oro de Javier Ochoa (categoría CP3) y de César Neira (CP4), ambos con daño cerebral. Neira destacó después a los periodistas que "no podía más porque iba a 200 pulsaciones por minuto. No sé cómo he aguantado", apuntó antes de mostrar el reloj de su bicicleta, el cual reflejaba una media de 199 pulsaciones por minuto durante la carrera y un punto máximo de 212 pulsaciones.

El tercer oro del día fue para el tándem formado por Christian Venge y David Llauradó, que partió como favorito al ser los actuales campeones del mundo de contrarreloj.

En un momento de la carrera se salió la cadena del tándem de Venge y Llauradó, pero finalmente ambos se hicieron con el oro con relativa comodidad.

Además, los discapacitados físicos Juanjo Méndez y Roberto Alcaide se adjudicaron la medalla de plata y la de bronce en las categorías LC4 y LC2, respectivamente.

En cuanto al resto de los ciclistas españoles, Maurice Eckhard (CP3) y Antonio García (LC3) fueron cuartos, el tándem Ana López-Marina Girona acabó quinto, Raquel Acinas finalizó sexta (LC3/LC4/CP3) y Aitor Oroza quedó séptimo (CP1/CP2).

Otra vez el cubo de agua

Por otra parte, el Cubo de Agua siguió irradiando magia para los nadadores españoles, que cosecharon tres oros y una plata, además de dos récords del mundo y uno de Europa.

Enhamed Enhamed, en la categoría de ciegos totales, se colgó su tercera medalla de oro en los Juegos Paralímpicos, esta vez en los 100 libre, prueba en la que batió el récord de Europa con 57"64.

Ricardo Ten (categoría SB4), que tiene parcialmente amputados sus brazos y una pierna, subió a lo más alto del podio en los 100 braza y batió la plusmarca mundial con un tiempo de 1''36"61, además de superar al "Michael Phelps paralímpico", el brasileño Daniel Dias, quien ya acumula cuatro oros, dos platas y un bronce y se está convirtiendo en la estrella de los Juegos.

Jesús Collado (categoría S9), con una malformación en su brazo izquierdo, cerró la jornada con una portentosa final de los 400 libres, en la que pulverizó el récord del mundo con 4''17"02 y tras un intenso mano a mano final con el británico Matthew Cowdrey.

Y Teresa Perales (categoría SB4) subió por cuarta vez al podio del Cubo de Agua, esta vez para recibir una inesperada medalla de bronce que no pensaba conseguir. La nadadora parapléjica zaragozana tiene ya en su bolsillo la colección completa de metales, con dos oros, una plata y un bronce.

En el Cubo de Agua también hubo otros finalistas españoles, con el cuarto puesto de Déborah Font, el quinto de Ana García-Arcicollar, el sexto de Omar Font y los octavos de Albert Gelis y Amaya Alonso, todos ellos deficientes visuales y en la prueba de los 100 libre.

Además, Pablo Cimadevila fue quinto en los 100 braza que ganó Ten con el récord del mundo, y Lidia Baños concluyó séptima en los 200 estilos para deficientes visuales.

Adiós de la boccia con dos medallas

Por otro lado, la boccia se despidió de los Juegos Paralímpicos con la medalla de plata de los paralíticos cerebrales Santiago Pesquera, José Manuel Rodríguez y Yolanda Martín en parejas BC3, categoría reservada a los deportistas que lanzan la bola por medio de una canaleta y con la asistencia de un ayudante.

En la final, los españoles no pudieron tomarse la revancha ante los surcoreanos Ho-Won Jeong, Keon-Woo Park y Bo-Mee Shin, quienes vencieron a Pesquera, Rodríguez y Martín en el grupo previo, y perdieron en la final por 1-8.

A la conclusión del partido, los entrenadores españoles tumbaron a Pesquera en el suelo del Centro Nacional de Convenciones, ya que el deportista navarro se despidió de la competición después de muchos años de éxitos, en una carrera iniciada con la medalla de plata de la Copa del Mundo celebrada en Coimbra (Portugal) en 1991.

Además, el equipo de boccia BC1-BC2, formado por los paralíticos cerebrales Paco Beltrán, José Vaquerizo, Pedro Cordero y Manuel Martín, consiguió la medalla de bronce al vencer al conjunto de China por un reñido 5-4.

En parejas BC4, reservada a discapacitados físicos severos, Chema Dueso y Amparo Baixauli cayeron en el partido por el tercer y cuarto puesto ante los checos Ladislav Kratina y Radek Prochazka.

Bronce en atletismo

El Estadio Nacional, también llamado Nido de Pájaro, también fue escenario de otra medalla española, la del ciego Xavi Porras en el triple salto, tras un concurso en el que se quedó a sólo nueve centímetros del segundo peldaño del podio.

Por otro lado, la selección masculina de goalball finalizó en el duodécimo puesto de Pekín 2008 al perder contra Brasil por 3-7 y el arquero Juan Zarzuela cayó en los cuartos de final del arco recurvo "standing".

Por último, los tiradores Francisco Ángel Soriano y José Luis Martínez fueron 19 y 24 en la pistola libre a 50 metros, respectivamente, y Miguel Orobitg concluyó el 36 en la carabina libre a 50 metros.